Yo no colaboro con cualquiera

Hacia tiempo que no veía a Gianni y me encontró en el centro tomando una coca-cola zero haciendo tiempo entre dos citas comerciales que tenía ese día.

Empezamos a ponernos al día y Gianni me contó un par de cosas sobre lo que opinaba de mí una empresa muy conocida en Málaga y a nivel nacional con la que estaba colaborando.

“Jesús, te tienen en muy alta estima, consideran que eres un buen profesional”, sorprendido le respondí a Gianni, “Venga ya tío, si no nos conocemos,  creo que no he hablado más de dos frases con ellos, ¿Cómo pueden opinar eso de mi?”. Gianni siguió “lo dicen por tu trayectoria, lo único que te echan en cara es que no colaboras con nadie”, de nuevo sorprendido le dije, “jajajajaja, que fuerte, ¿qué no colaboro con nadie?, jajajaja, pero si en Málaga soy el tío que más proyectos en colaboración ha hecho, jajajaja, hasta he hecho proyectos colaborando con gente de Sevilla, Córdoba y Granada, jajajajaja. Lo que pasa, Gianni, es que yo no colaboro con cualquiera

Esta conversación me recordó que me comprometí en un articulo anterior a hablar sobre la colaboración como herramienta para ayudar a crecer una empresa y aunque algunos piensen que no colaboro, creo que a mis actuales 26+1 proyectos (El +1 es un proyecto que arranque yo pero ahora mismo lo está desarrollando otra gente) empresariales desarrollados con otras empresas, organismos, instituciones, asociaciones-federaciones,….. me dan un poco de experiencia sobre lo que es colaborar.

Todo el mundo piensa que la colaboración es ponerse de acuerdo dos o más para llevar algo a cabo cuando realmente hay que hablar de algo más, la colaboración para mi se basa en lo mismo que cuando consigues un cliente, un amigo, una pareja o cualquier tipo de relación a medio-largo plazo en esta vida, y es confianza. ¿Por qué hablo de confianza? Porque cuando se firman convenios de colaboración, contratos en UTE o cualquier tipo de relación en colaboración siempre quedan flecos por cerrar y son difíciles de prever, si no existe confianza en que la otra parte actuará en beneficio de las dos, con un objetivo común y actuará sino igual (ya que no hay dos personas o empresas iguales) al menos casi igual.

Como elementos básicos para poder colaborar establezco:

  1. Confianza
  2. Tener las cosas muy claras y que objetivo común se persigue
  3. Que haya feeling entre las partes
  4. Ambos o todos aportan (clientes, esfuerzos, trabajo, contactos, dinero o lo que sea) en la misma cantidad
  5. Desaparición de egos (profesionales, empresariales, personales, etc). El objetivo y resultado es más importante que la suma de las partes

Y si finalmente se consiguen los 5 puntos, la colaboración es muy efectiva ya que finalmente se logra que ambas o todas las partes que lo conforman crezcan, en la naturaleza esto se llama simbiosis. Es verdad que existen distintos tipos de simbiosis unas peores (parisistismo, comensalismo,… que son las que se dan en la mayoría de las colaboraciones, que alguno sale más beneficiado que el otro) o las mejores (mutualismo, ambos organismos se benefician, como ejemplos líquenes, el cangrejo ermitaño y la anémona, garzas y bóvidos,….).

Por eso yo no colaboro con cualquiera ya que busco simbiosis-mutualismo con quien colaboro, trabajo, me divierto o convivo; paso de parasitos, chupópteros,….. como no quiero que este articulo se convierta en uno de La Naturaleza de la Empresa, lo dejare aquí.

Se me pasaba, los 26 son los que figuran en mi perfil de Linkedin más aquellos que también he desarrollado pero que no incluido como distintas jornadas y cursos formativos, cofundador de asociación profesional, miembro en comisiones ejecutivas de distintas asociaciones profesionales y empresariales, candidatura a alguna asociación empresarial, proyectos sociales personales,……………en definitiva, que soy el rabo de una lagartija.

6 pensamientos en “Yo no colaboro con cualquiera”

  1. Me ha gustado los cinco puntos de la colaboración, y la confianza es esencial para todo, sin ella, es imposible mantener cualquier tipo de relación, pero naturalmente dicha confianza ha de ser mutua y ademas hay que demostrarla.

  2. Ganar-Ganar. Es la base de la colaboración. Si no está equilibrada, terminará mal sí o sí. Está claro que no se puede colaborar ni siempre, ni con todo el mundo…
    Enhorabuena por tu blog, Jesús.

  3. ¡Hola Jesús!
    Después de seguirte por las redes sociales y conocerte un poco presencialmente aquel día en el Foro de Transfiere, creo que tú posición sobre la colaboración la tienes bastante clara y me parece perfecto. En este mundo del emprendimiento y como en la vida misma, nos vamos a encontrar en nuestro camino a todo tipo de personas y seguramente algunas nos aportaran más o menos confianza, pero sin duda y bajo tú experiencia positiva o negativa sobre la colaboración debe de ser así, como indicas en tus cincos puntos, otra cosa es que el colaborador cumpla todos tus puntos. Por último me atrevería a decir un punto más… el alineamiento (para algo me sirvió el taller de Transfiere) 🙂 Un abrazo.

  4. Hola Jesús,
    Me alegra leer que no soy la única que opina así, tal cual lo planteas…
    Me encanta colaborar y crecer con personas que me enriquecen, pero no me gusta que me chupen la sangre… estupendo artículo!
    Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.