Archivo de la etiqueta: Visión

La naturaleza de la empresa V: Depredadores

Todos, espero que coincidáis conmigo, consideráis que un depredador es aquel que se dedica a cazar a otros animales para subsistir, pero en este post no me quiero centrar en si el modo de subsistir es moral o ético, ya que en la terminología empresarial el término depredador tiene connotaciones negativas, eso lo dejaré para otro post; me quiero centrar en la característica principal que tienen los depredadores, que es su visión.

Los depredadores, a diferencia de las presas, tienen una visión frontal que permite una visión tridimensional, lo que les sirve para calcular con precisión distancias; en definitiva, cazar.

Pero lo importante de esta visión frontal es focalizar, la visión tridimensional y calcular distancias, es estupendo; pero lo mejor es vocalizar, ya que  cuando los depredadores se centran en una posible presa, al final no es más que un objetivo, analizan con detalle si les interesa o no ir a por ella en función de la distancia a recorrer, sus fuerzas, obstáculos que pueda encontrar, experiencia previa, etc. y si con todo ese cálculo en mente su objetivo lo ven complicado, vuelven a focalizar otro o cambian de escenario donde puedan encontrar otra presa.

En la empresa es muy importante focalizar y tener claro cuál o cuáles son los objetivos a perseguir pero, como hacen los depredadores, calculando todas las alternativas, ya que seleccionar un público objetivo sin valorar si es interesante o las dificultades que puede conllevar al final es pérdida de tiempo y/o dinero.

Y una vez  que se tiene claro el concepto de focalizar y establecer la rentabilidad de ese objetivo, el siguiente paso es ver si eres un depredador solitario o de manada.

Los depredadores en manada suelen fijar objetivos diferentes en función de su ángulo de visión y ataque, aunque siempre hay un/a líder de la manada que fija el objetivo principalCuando la manada ataca al grupo en cuestión va revisando continuamente su objetivo ya que, no digo siempre pero sí a veces, pueden fijar un objetivo en un ñu pequeño pero detectan a uno mayor enfermo o viejo que les proporciona mejores posibilidades de atacarlo, y a por el van.

Si eres un depredador solitario sólo te puedes fiar de tus fortalezas y no del trabajo en equipo, eso es lo que hay que explotar para conseguir los objetivos:

  • Si eres un guepardo sólo te puedes centrar en una presa y utilizar tu velocidad para luchar contra otros competidores
  • Si eres un águila, tu gran visión te facilitará conseguir el objetivo y superar a otros competidores. Pero si eres un halcón, al igual que el guepardo, tu velocidad es la que te da la ventaja competitiva
  • Si eres un tigre, tu potencia y fortaleza en el ataque es tu gran diferencia

Pero como la naturaleza es sorprendente, existen depredadores que no sólo cuentan con la visión frontal para captar presas; podemos encontrarnos con animales como los murciélagos, que de visión están casi nulos pero cuentan con su radar particular para cazar, los zorros árticos, que entre la nieve es difícil encontrar a las presas, por eso cuentan con su gran olfato y oído (https://www.youtube.com/watch?v=mblDLFEnLFY),…. por último, se supone que los animales que tienen visión periférica suelen ser herbívoros para detectar el ataque de los depredadores, pero si a esta visión periférica le juntamos la posibilidad de mover los ojos individualmente y con movimientos de 360º encontramos a un depredador paciente que es capaz de ver venir a su presa y cuando se encuentra con las todas las circunstancias a su favor ataca, el camaleón.

Por tanto, en nuestras empresas debemos aprender a:

  1. Focalizar
  2. Analizar
  3. Seleccionar objetivo
  4. Analizar por si hay otra presa mejor
  5. Aprovechar nuestras fortalezas (rapidez, visión, fortaleza, paciencia,…)

 

Propósito versus objetivo

El otro día vi una película tipo maestro-alumno de artes marciales y en aquella parte de la película donde el alumno esta perdido  y no encuentra el norte, como ocurre en todas estas películas, el maestro le dijo: “Te estas comportando como un luchador y no como un guerrero, tienes que ser un guerrero”. El alumno, como en toda película que se precie, le pregunta: “¿Cuál es la diferencia entre un luchador y un guerrero?” a lo que el maestro le responde: “Un luchador persigue un objetivo, un guerrero un propósito”.

Aunque no lo creamos existe diferencia y esta diferencia muchas veces marca el éxito. Como habréis visto es la frase que predomina en el blog y es porque opino de la misma manera que el maestro.

Si cogemos ambos conceptos y lo aplicamos a la terminología empresarial, un propósito empresarial son las bases sobre las que sustenta la empresa, misión y visión; mientras que el objetivo, suele ser económico la mayoría de las veces, es el punto a alcanzar mediante una o varias determinadas acciones y estrategias.

La misión y visión empresarial (propósito) son importantes porque son las que marcan la diferencia entre una empresa y otra, las que ganan adeptos, las que fidelizan clientes, las que retienen talento, ….Los objetivos en cambio son iguales o parecidos para cualquier empresa;

  • Captar clientes
  • Aumentar ventas
  • Crecer en zonas de actuación
  • Aumentar producción
  • Aumentar beneficios y rentabilidad
  • Fidelizar clientes
  • Etc

Como podéis comprobar lo único que diferencia a una empresa de otra es el propósito ya que los objetivos buscamos todos los mismos.

No soy de la idea de poner ejemplos de grandes corporaciones porque casi siempre, por no decir siempre, las pymes no se ven reflejadas en dichos ejemplos porque se enfrentan con particularidades muy distintas en su día a día, pero por mi experiencia profesional de trabajar con pymes no me he encontrado con ninguna que tuviera estos conceptos claros o las respuestas cuando he preguntado siempre han sido:

  • “Ser referentes de ……”
  • “Ser lideres de…..”
  • “Conseguir ventas por valor….”
  • Etc

Ejemplos de propósitos muy interesantes son los de Coca-Cola e Ikea; Coca-Cola dice que su misión (propósito) es “Inspirar momentos de optimismo y felicidad”, e Ikea dice que es “Ofrecer una amplia gama de productos para el hogar, funcionales, de buen diseño y a precios asequibles para la mayoría de las personas”. Ambos propósitos me parecen muy claros y alienados con lo que las empresas están comunicando y alejados de lo que hemos mencionado antes sobre los objetivos.

Por si aún no estáis convencidos, analizamos cada misión en función de lo que he mencionado en párrafos anteriores sobre las características de las mismas. Empecemos por Coca-Cola;

  • Marcan la diferencia entre una empresa y otra: Coca-Cola no es una compañía de refresco es una compañía que ofrece momentos de optimismo y felicidad
  • Las que ganan adeptos: Todos queremos ser felices por lo que puede que una Coca-Cola nos alegre el día
  • Las que fidelizan clientes: Si busco tomarme una Coca-Cola para alegrarme el día o para pasar un buen rato y lo he logrado, repito fijo
  • Las que retienen talento: Esto me recuerda sobre todo a la fabula de los tres albañiles y la catedral, pero ¿quién no quiere trabajar en una empresa que ofrece optimismo y felicidad?

Ahora es el turno de Ikea

  • Marcan la diferencia entre una empresa y otra: No es una empresa de muebles sino una empresa que ofrece una amplia gama de productos para el hogar
  • Las que ganan adeptos: Todos aquellos que buscamos funcionalidad en los productos para el hogar (un tipo de publico objetivo), los que buscamos diseño en los productos para el hogar (un tipo de publico objetivo), los que buscamos un precio asequible (un tipo de publico objetivo), o los que buscamos todo eso
  • Las que fidelizan clientes: Si es verdad que cumplen lo que dicen como es diversidad de productos para el hogar, funcionalidad, diseño y precio asequible la gente repite
  • Las que retienen talento:  No lo digo yo, lo dice Ikea: “En IKEA ofrecemos a las personas con sentido común la posibilidad de crecer tanto personal como profesionalmente, asumiendo conjuntamente el compromiso de crear un mejor día a día para nosotros y para nuestros clientes” 

Si eres empresari@, emprendedor/a, autonóm@ o estas planteando en ser alguno de ellos piensa primero que misión (propósito) vas a realizar con tu empresa o proyecto y luego marca objetivos. Los propósitos/misión son mas fáciles de vender y captar adeptos a ellos.