Archivo de la etiqueta: renting

Una de Tarantino y control de riesgo

Carmina seguía su protocolo de anunciar cada visita que se producía en la empresa—El señor Blanco está aquí, dice que tenía cita con usted—informaba por el auricular del teléfono.

Preparé mi papel dentro de esta Tarantino’s Film, miré hacia la cámara de seguridad, me quité las gafas de sol y sonreí, sabiendo que el señor Verde estaba al otro lado de la pantalla mientras Carmina colgó para decirme—Señor Blanco, el señor Verde le espera en su despacho—

Era la segunda vez que me reunía con alguien de la empresa, la primera fue una toma de contacto comercial con el señor Amarillo dos semanas antes, y esta vez me pidieron que volviera para hablar con la otra parte de la dirección, el señor Verde.

Pantallas con las imágenes de los despachos y zonas de la nave como post-it agolpaban las paredes junto con los títulos y premios de reconocimiento que había conseguido esta empresa de ahorro energético.

El señor Verde se incorporó, me tendió la mano y me invitó a que me sentará mientras me decía—el señor Magenta y el señor Amarillo, que ya conoces, están a punto de llegar, vamos a esperarlos y mientras coméntame que hablasteis—

Le empecé a comentar a que me dedico y casi a la mitad de la presentación llegaron el resto de participantes de la reunión, me presentaron al señor Magenta y retomamos la conversación donde la dejamos.

Cuando terminé el señor Amarillo dejo el protocolo de la Tarantino’s Films y dijo—Jesús, te  hemos vuelto a llamar porque después de nuestra reunión, ahondar en tu perfil y conocer tu experiencia, nos gustaría que nos ayudaras. Te pongo en antecedentes, nuestra empresa tiene 62 delegaciones en toda España, el siguiente paso es Marruecos con el mismo modelo de negocio; nuestros competidores son A, B y C, y para diferenciarnos de ellos hemos desarrollado el producto Y que lo vendemos mediante estas acciones: M, N y P. Para poder facilitar la labor a los comerciales y captar mas rápidamente a los clientes cerramos las ventas mediante renting; y queremos que nos ayudes—

En este momento en cualquier película de Tarantino el protagonista se levantaría diciendo—Don’t fuck me, man. I can´t see your problem, you´re kidding me?, motherfucker—mientras se levanta  tocando la culata de la pistola que tiene a la altura del cinturón, por si había entrado alguien en la habitación sin darse cuenta para pegarle un tiro. Trasladándolo a la realidad respondi—Diego, no veo donde puedo ayudaros, veo que habéis crecido, estas bien organizados, las acciones me parecen buenas, es más la N me parece un pedazo de idea que ojalá se me hubiera ocurrido a mi—

Ese fue el momento donde el patriarca, señor Magenta hablo—No te hemos contado los detalles—mientras miraba al señor Verde para que continuará el.

—Diego te ha contado lo que somos y hacemos pero te falta que de las 62 delegaciones funcionan bien 23, el resto no consiguen los objetivos; nos hemos estancados en ventas y estamos utilizando los fondos de la empresa y una línea de crédito para financiar las operaciones de renting que estamos haciendo.—

En ese momento como el señor Lobo en Pulp Fiction vi la situación complicada en la que se encontraban y para que me habían llamado.

—Ostias, el problema que tenéis es que os estáis descapitalizando. Varias preguntas, una, ¿habéis asegurado el riesgo de las operaciones con alguna aseguradora?; dos, ¿con qué margen de beneficios vais en las operaciones de renting? y la más importante, ¿qué porcentaje de impagados tenéis?; ah, perdón se me iba a olvidar, ¿y sabéis el coste de recuperar ese impago?.

Diego fue quien empezó a contestar—No hemos asegurado nada, te hemos dicho que vamos a pulmón en todas las operaciones de renting; de margen vamos bien jugamos con un 50% porque el producto lo importamos; sobre los impagados ¿tu sabes el número, Lucas?—dirigiéndose al señor Verde.

—De impagados, un diez por ciento de las operaciones, pero  hasta hoy los recuperamos todos, sobre el coste de recuperar ese impago no lo hemos calculado—

—Tenéis un problema y gordo, estáis jugando como las grandes pero sin las armas de la grande, ¿cómo se os ocurre dar financiación sin al menos cubriros las espaldas?, Ahora mismo el nivel de riesgo de la empresa es alto, porque, aparte ¿cuanto dura la operación de renting?—

—Cuatro años—respondió el señor Magenta

—A groso modo, si en una media de 6 años el importe de los impagados que no recuperéis no superan el 50% del beneficio de la venta perfecto, si no palmáis dinero, y eso, siempre y cuando tengáis los fondos suficientes para aguantar la compra de equipos y seguir dando renting—

Sus caras demostraban lo rápido que volaban en su cabeza los pensamientos y sentimientos; proseguí—Vuestra competencia, la mayoría esta en bolsa y sus accionistas son bancos; cuando juegan en operaciones de este tipo hablan con sus bancos o socios, acuerdan unas condiciones para ofrecer esa financiación pero no veras a ningún banco jugar a pecho descubierto como vosotros, ellos aseguran con una compañía de riesgo o seguros esas operaciones; eso es lo que os ha faltado, que asegurarais ese riesgo aparte que estas financiando con recursos líquidos y a corto plazo una operación a largo, por eso os estáis descapitalizando. Me gusta el reto

La cámara se aleja del protagonista para tomar una panorámica de la habitación desde el techo, sube atravesándolo. Aparece el suelo del departamento de administración, sigue subiendo tomando panorámicas de un cajón, papeles, la mesa, una chica rubia con el pelo recogido, todo el personal sentado en sus mesas; durante toda la secuencia se escucha sus conversaciones. Llega al techo del departamento y lo atraviesa hasta que se ve todo el techo de la nave, fundido en negro. Título de la próxima historia.