Archivo de la etiqueta: rendimientos decrecientes

¿Quién es Jesús Blanco?

De: Sandro <XXXXXX@XXXXXX.com>

Fecha: Mon, 27 Jan 2014 18:24:15 +0100

Para: Rafael <XXXX@XXXXXXXXXX.es>

Asunto: Reunión

Hola Rafael, ya lo he apuntado en la agenda, nos vemos en tu oficina. Solo una pregunta ¿quién es Jesús Blanco?, un abrazo,

Sandro

Ese fue el email de respuesta a una reunión a la que Rafael, mi cliente, convocó a su principal cliente.

Cuatro días antes, Rafael y yo nos sentamos para preparar la reunión ya que queríamos analizar las actuaciones realizadas en 2013 y planificar el 2014 y los objetivos que nos planteamos para este año.

Mi cliente es una empresa comercializadora, instaladora y de mantenimiento de electricidad y equipos eléctricos.

Nuestro cliente (a la par que proveedor) no estaba cumpliendo al ciento por ciento con uno de  los puntos establecidos en el contrato donde por cada instalación que nosotros lográramos vender directamente ellos nos proporcionaban dos instalaciones  y nos encontramos a finales de 2013 con que nos debían un total de 600 instalaciones sin fecha. El crecimiento en ventas por parte nuestra les pillo desprevenidos y por eso nos encontrábamos en esa situación y habría que llegar a un acuerdo y planificar el 2014 para que no volviera a ocurrir lo mismo.

Cuando nos reunimos Rafael y yo, le comenté que teníamos que estudiar los rendimientos decrecientes del negocio que teníamos en marcha ya que podía llegar el momento en que el número de instalaciones que nos proporcionaran nuestro cliente no nos podrían interesar, podría pasar que crecer en número de empleados pero no en rendimientos puede hacer que los costes de aumento de plantilla total provocaría que no ganáramos dinero o incluso perdiéramos. Os dejo enlace a la definición y ejemplos, pincha aquí

Le propuse a Rafael que viendo el ritmo de ventas generado por el equipo comercial, los objetivos planteados para 2014, los resultados netos por cada una de las instalaciones realizadas y el número de instalaciones que nos iban a deber a final de año nuestro cliente, aproximadamente más de 5.000, sería más interesante ampliar el contrato con una nueva clausula donde le cedíamos parte de esas instalaciones que nos debían a cambio de un importe (correspondiente a un valor similar al beneficio neto) por esas instalaciones cedidas que ellos entregarían a otros instaladores.

Llego el día de la reunión y se le hizo la propuesta a Sandro y como en toda negociación empezó a ponernos pegas a la propuesta y darnos otras alternativas hasta que después de algo de más de 2 horas de negociación, Sandro me preguntó, “Jesús, ¿Cuánto llevas en el sector y en que empresa trabajabas antes?”

“Sandro, yo no pertenezco al sector, Rafael me ha contratado para el desarrollo y gestión del plan estratégico de la empresa y solo llevo 2 meses y medio con la empresa”

Ahora me queda claro, por eso no te conocía, llevo más de 10 años en el sector y conozco a todo el mundo, por eso tú nombre no me sonaba. Rafael te tengo que felicitar por el fichaje, solo 2 meses y medio y está al mismo nivel de conocimientos que yo, no te lo traigas más a las reuniones que me arruina el negocio, jajajaja”