Archivo de la etiqueta: Objetivos

Los trenes solo pasan una vez en esta vida

Jueves tarde-noche, música, barra de bar, unas copas y conversación filosófica empresarial con un cliente, Santi. Santi aparte de cliente, fue compañero de trabajo hace mucho tiempo y aparte es amigo.

“Eso no me lo has contado nunca”-eso me dijo cuando le mencione unas experiencias personales sobre la frase de “los trenes solo pasan una vez en esta vida” y lo que opino sobre ella.

Santi me dijo que no se arrepiente totalmente de una decisión empresarial a la que dijo que no, pero como “los trenes solo pasan una vez en esta vida” pensaba que le hubiera ido mejor. “Santi, te voy a contar un par de historias sobre la frasecita, la primera sobre mi padre”

  1. Mi padre trabajaba como jefe de almacén en Cartepillar en Málaga, a nivel nacional estaba muy bien considerado junto con dos personas que trabajan en la filial de la empresa en Madrid. Cartepillar  consiguió una parte de la concesión de la obra del oleoducto que se estaba construyendo entre Canadá y EEUU. Mi padre fue seleccionado junto a estas dos personas para ser el equipo que gestionara el almacén de las piezas, maquinaria, recambios y equipos de una zona de la obra. Mi padre fue seleccionado para ser el jefe del equipo. Tras varios meses de preparación tanto de la forma en la que se iba a trabajar como de aprender ingles para poder entenderse con su equipo que no fuera español, finalmente decidió no progresar  dentro de la empresa y rechazo el puesto. Esta historia me la contó mi padre cuando recibí una llamada del BBVA con la coletilla de “los trenes…….”
  2. El verano siguiente a terminar mi carrera, en septiembre, recibí una llamada del BBVA, no era la primera vez que me llamaban ya que lo habían hecho las navidades del año anterior. Pero empecemos por el principio, cuando estaba terminando la carrera, en mayo, hice una entrevista de trabajo para BBVA y le comente que no podía incorporarme inmediatamente ya que aún no había terminado la carrera y prefería acabarla porque me estaba preparando para los exámenes de junio y aunque estaba casi seguro que aprobaría, prefería esperar. No fue una respuesta correcta en un proceso de selección pero siempre he sido una persona muy clara. A primeros de diciembre me llamo una chica del BBVA diciéndome que había un puesto libre en la empresa y que querían que yo fuera la persona que lo cubriera. Me sorprendió gratamente que después de lo que les dije en mayo me llamaran y contaran conmigo; denegué la oferta de trabajo ya que estaba realizando el máster en Marketing y prefería termínalo, me pidieron que le enviara el curriculum actualizado por mail. Al colgar el teléfono mi padre me contó su historia. El BBVA me llamó una tercera vez cuando termine el máster y volví a denegar la oferta ya que tenía muy claro que trabajar para la banca no era lo que me gustaba.

Y ahora volvemos a “eso no me lo has contado nunca”, “jajajaja, ni tampoco te he contado lo de Grupo Puma, Procter&Gamble, etc, jajaja, pero volvamos a los trenes solo pasan una vez”-respondí.

¿Por qué pensamos que los trenes solo pasan una vez en esta vida?, es verdad que mi padre no se fue a Canadá, era una oportunidad muy importante que podría haber aprovechado,  pero gracias a que no lo hizo y luego decidió echarle una mano a mi madre en su droguería de barrio;

  • mi familia paso de una tienda de barrio a tener cuatro tiendas de pinturas
  • la empresa de mis padres fue la tercera empresa a nivel andaluz que más pintura de carrocería vendía
  • mi madre fue reconocida como “el mejor vendedor” de Andalucía dentro del ramo de la pintura (No había mujeres dentro del ramo en aquella época)
  • dejamos de ser distribuidores de pinturas a convertirnos en fabricantes
  • copamos gran parte del mercado de un determinado campo de la pintura industrial y empresas nacionales especializadas analizaron nuestras formulas para poder entrar a trabajar en Málaga
  • ………..

Y por mi parte, en mi bio y Linkedin está todo lo que he hecho o logrado a fecha de hoy; “para mí los trenes no solo pasan una vez en esta vida, porque trenes hay muchos y estaciones todas las que queramos solo hay que tener claro el destino u objetivo que queramos lograr y coger el tren que nos lleve allí”-le respondí a Santi.

“¿Se pueden coger varios trenes? Claro, están los cercanías de ida y vuelta, los regionales y los nacionales, se pueden hacer transbordos, y no quedarte ahí, aparte del tren existen otros medios, yo estoy cogiendo el barco de “cercanías” Algeciras-Tánger y tengo claro el avión que me va a llevar a un destino (objetivo) que quiero lograr“

“Por lo que el tren, trenes, barcos, aviones que queramos coger dependerán del objetivo que nos planteemos y si no se coge un tren es porque el objetivo no nos interesaba. Santi, vamos a plantearnos los objetivos que queremos lograr este 2014 y veamos los distintos horarios e itinerarios y seleccionemos los que nos interese y viajemos” 

Empresa y Mandalas

Mi último cliente me contó todo su vida personal, empresarial y me mostro sus instalaciones el primer día que lo conocí, la reunión duró 2 horas y media, no me lo esperaba y tuve que retrasar una de las citas y cancelar otra de las que tenía concertadas esa misma tarde. ¿Por qué me quedé?;

  • Cuando una cita comercial se alarga y el posible cliente te cuenta sus proyectos, su vida, como funciona su empresa, etc quiere decir que te considera una persona de confianza y de ahí a que sea tu cliente solo falta firmar el contrato.
  • El proyecto que me contó me supone un reto y los retos me encantan, es por eso que me dedico a esto
  •  “Ahora mi empresa está pasando dificultades pero no siempre ha sido así, si volviera al pasado sabiendo lo que se ahora, lo volvería hacer. Todos los proyectos que he hecho y mi empresa son como los Mandalas”, esto fue lo que me convenció totalmente ya que soy de la misma filosofía.

Un Mandala, solo me centro en los Mandalas tibetanos, es una representación mediante arenas de colores del macrocosmo y del microcosmo de la religiones del budismo e hinduismo. Os adjunto el siguiente video para que veáis como se hace.

 Mandalas

El proceso puede durar varios días o, a veces, semanas, y cuando la obra esta terminada los monjes lo destruyen ya que lo principal no es la obra terminada sino el proceso de su creación.

Un dato a tener en cuenta es que antes de poder realizar un Mandala como el del video, los monjes practican bastante, no el mismo pero sí varios de distintas clases, antes de conseguir el resultado final; y si durante el proceso se equivocan empiezan de nuevo.

Varios de los empresarios que conozco cuando comienzan con una idea o proyecto y no ven el resultado que pretendían abandonan el proyecto. La valentía de mi cliente de perseguir un objetivo, aunque se estrelle, me encanta, eso es grandeza de espíritu y de persona. Como ejemplos pongo a Steve Jobs, Einstein, Gandhi, etc…eran personas que perseguían un objetivo y lo intentaban una y otra vez, hasta que se estrellaban y lo volvían a hacer porque tenían claro que lo iban a lograr.

Y como hacen los monjes tibetanos, el objetivo está claro al hacer un Mandala pero lo importante es la forma de hacerlo porque si no se hace de la forma correcta no se hace consigue el objetivo, lo importante es el camino.

Pues en la empresa lo mismo, el objetivo está claro, y lo importante es el camino para conseguirlo por lo que hay que planificarlo bien, rodearte de las personas y/o equipo adecuado y ejecutarlo. Si te equivocas y no lo consigues a la primera vuelve a empezar, planifica y ejecuta ya que el objetivo desde el principio está claro.

Como he dicho antes el proyecto es un reto y voy a acompañarlo para conseguirlo ya que muchos de los proyectos se consiguen porque se forma el equipo adecuado para conseguirlo;

  • Jobs tuvo a Wozniak (Woz). Recomiendo que veáis las películas Jobs y Piratas de Silicon Valley
  • Eisntein tuvo a Eddington (Astrónomo que confirmo la teoría de la relatividad)
  • Gandhi tuvo a Nehru

Mi cliente ya tiene a su partener, gracias a dicha persona formo parte del proyecto, pero seré la tercera parte del banco como lo fueron Mike Markkula para Jobs, la Universidad de Princeton para Einstein y Mohammed Ali Jinnah para Gandhi. Lo que sí tengo claro es que si conmigo dentro del proyecto no se logra el objetivo mi cliente buscará otro camino para conseguirlo ya que su Mandala aún no estaría terminado, es un empresario de raza.

El discurso del Rey. Lecciones empresariales de un peliculón

La sexta 3 visionó la otra noche “El discurso del Rey”, película que vi en el cine y que me gusto bastante ya que el protagonista,  Lionel Logue, me parece un personaje muy peculiar pero con unos conceptos empresariales y de marketing que cualquier Pyme puede aplicar a diario.

La Reina, para quien no lo sepa era la Reina Madre, visita a Lionel Logue para que ayude a su marido a poder dar un discurso sin tartamudear y concierta una cita con un seudónimo, Johnson. Lionel no la reconoce y cuando le pregunta que ningún profesional no ha curado a su marido, el le dice “su marido todavía no ha trabajado conmigo”

Primera lección: “Siempre somos los mejores profesionales, lo que hagan los demás (competencia) me da igual ya que somos la solución que necesita el cliente”. 

Ella se da a conocer y le dice que tiene que ir a palacio a ver al Rey, la respuesta fue no. “En mi oficina todos somos iguales”.

Segunda lección: “El cliente puede indicar como quieres que trabajes pero si tienes claro como debes trabajar para conseguir los mejores resultados, imponte”

Lionel Logue es un autónomo de aquella época en un periodo de crisis que no puede permitirse ciertos lujos empresariales como es tener una secretaria o alguien en recepción que atienda; además parte de sus ingresos lo destina a un orfanato. La Reina le explica a su marido que Lionel destina gran parte de sus ingresos al orfanato y que no tiene secretaria porqué trabaja de una forma sencilla.

Tercera lección: “Seamos una empresa socialmente responsable no solo porqué los tiempos o las modas empresariales lo reclamen si no por convicción propia”

Cuarta lección: “Ten los gastos que te puedas permitir, con las fachadas no se suele ganar dinero”

El Rey hizo una apuesta que perdió en la primera consulta y que no le pago a Lionel, en la segunda consulta se lo reclamo dos veces sacando de quicio al Rey, finalmente se lo pago.

Quinta lección: ”Si te deben dinero, reclámalo que no te de vergüenza, es tuyo”

Lionel dando un paseo le dice al Rey que de un paso al frente y que eche a su hermano del trono, el Rey le acusa de traición ya que no le interesaba lo que escuchaba aunque fuera la verdad.

Sexta lección: “A veces un cliente no quiere oír ciertas verdades pero hay que decírselas, aunque sea el mismísimo Rey de Inglaterra, dorar la píldora no ayuda a afrontar los problemas”

El día previo antes de la coronación, los consejeros del Rey le indican que Lionel no tiene ningún tipo de titulo que acredite sus estudios, el Rey  le echa en cara la falta de titulación a Lionel, a lo que Lionel responde que los que tienen títulos no obtienen tantos éxitos y resultados satisfactorios como él y todos los métodos aplicados han sido ejecutados por la experiencia.

Séptima lección: “Los títulos no son validos si no existe experiencia, ofrece al cliente soluciones a través de la experiencia, los experimentos con la gaseosa o contigo mismo antes de ofrecérselo a un cliente”

Que el Rey pudiera dar su discurso fue gracias a que los métodos de Lionel no eran ortodoxos.

Octava y última lección: “Se creativo, original y diferente a tu competencia; si haces lo mismo que la competencia solo podrás diferenciarte por precio”

 

Propósito versus objetivo

El otro día vi una película tipo maestro-alumno de artes marciales y en aquella parte de la película donde el alumno esta perdido  y no encuentra el norte, como ocurre en todas estas películas, el maestro le dijo: “Te estas comportando como un luchador y no como un guerrero, tienes que ser un guerrero”. El alumno, como en toda película que se precie, le pregunta: “¿Cuál es la diferencia entre un luchador y un guerrero?” a lo que el maestro le responde: “Un luchador persigue un objetivo, un guerrero un propósito”.

Aunque no lo creamos existe diferencia y esta diferencia muchas veces marca el éxito. Como habréis visto es la frase que predomina en el blog y es porque opino de la misma manera que el maestro.

Si cogemos ambos conceptos y lo aplicamos a la terminología empresarial, un propósito empresarial son las bases sobre las que sustenta la empresa, misión y visión; mientras que el objetivo, suele ser económico la mayoría de las veces, es el punto a alcanzar mediante una o varias determinadas acciones y estrategias.

La misión y visión empresarial (propósito) son importantes porque son las que marcan la diferencia entre una empresa y otra, las que ganan adeptos, las que fidelizan clientes, las que retienen talento, ….Los objetivos en cambio son iguales o parecidos para cualquier empresa;

  • Captar clientes
  • Aumentar ventas
  • Crecer en zonas de actuación
  • Aumentar producción
  • Aumentar beneficios y rentabilidad
  • Fidelizar clientes
  • Etc

Como podéis comprobar lo único que diferencia a una empresa de otra es el propósito ya que los objetivos buscamos todos los mismos.

No soy de la idea de poner ejemplos de grandes corporaciones porque casi siempre, por no decir siempre, las pymes no se ven reflejadas en dichos ejemplos porque se enfrentan con particularidades muy distintas en su día a día, pero por mi experiencia profesional de trabajar con pymes no me he encontrado con ninguna que tuviera estos conceptos claros o las respuestas cuando he preguntado siempre han sido:

  • “Ser referentes de ……”
  • “Ser lideres de…..”
  • “Conseguir ventas por valor….”
  • Etc

Ejemplos de propósitos muy interesantes son los de Coca-Cola e Ikea; Coca-Cola dice que su misión (propósito) es “Inspirar momentos de optimismo y felicidad”, e Ikea dice que es “Ofrecer una amplia gama de productos para el hogar, funcionales, de buen diseño y a precios asequibles para la mayoría de las personas”. Ambos propósitos me parecen muy claros y alienados con lo que las empresas están comunicando y alejados de lo que hemos mencionado antes sobre los objetivos.

Por si aún no estáis convencidos, analizamos cada misión en función de lo que he mencionado en párrafos anteriores sobre las características de las mismas. Empecemos por Coca-Cola;

  • Marcan la diferencia entre una empresa y otra: Coca-Cola no es una compañía de refresco es una compañía que ofrece momentos de optimismo y felicidad
  • Las que ganan adeptos: Todos queremos ser felices por lo que puede que una Coca-Cola nos alegre el día
  • Las que fidelizan clientes: Si busco tomarme una Coca-Cola para alegrarme el día o para pasar un buen rato y lo he logrado, repito fijo
  • Las que retienen talento: Esto me recuerda sobre todo a la fabula de los tres albañiles y la catedral, pero ¿quién no quiere trabajar en una empresa que ofrece optimismo y felicidad?

Ahora es el turno de Ikea

  • Marcan la diferencia entre una empresa y otra: No es una empresa de muebles sino una empresa que ofrece una amplia gama de productos para el hogar
  • Las que ganan adeptos: Todos aquellos que buscamos funcionalidad en los productos para el hogar (un tipo de publico objetivo), los que buscamos diseño en los productos para el hogar (un tipo de publico objetivo), los que buscamos un precio asequible (un tipo de publico objetivo), o los que buscamos todo eso
  • Las que fidelizan clientes: Si es verdad que cumplen lo que dicen como es diversidad de productos para el hogar, funcionalidad, diseño y precio asequible la gente repite
  • Las que retienen talento:  No lo digo yo, lo dice Ikea: “En IKEA ofrecemos a las personas con sentido común la posibilidad de crecer tanto personal como profesionalmente, asumiendo conjuntamente el compromiso de crear un mejor día a día para nosotros y para nuestros clientes” 

Si eres empresari@, emprendedor/a, autonóm@ o estas planteando en ser alguno de ellos piensa primero que misión (propósito) vas a realizar con tu empresa o proyecto y luego marca objetivos. Los propósitos/misión son mas fáciles de vender y captar adeptos a ellos.