Archivo de la etiqueta: Estudio de mercado

Y a usted, ¿cómo le va?

Terminada la comida tocaba desplazarse a tomar copas. Una vez elegido el destino, Centro, empezamos a hacer grupos de embarque.

Carla, Gabi y yo nos dirigíamos a la parada de taxi, cuando Carla me dijo: —No te vas a librar de mí.

—¡Ja ja ja! ¿Qué he hecho ahora?

Te he preguntado un par de veces sobre mi proyecto y te has hecho el loco, o no respondías o me has presentado a alguien que no tenía nada que ver con lo mío, me has quitado de en medio.

¿Tanto se ha notado? ¡Ja ja ja! Tan malo no he sido, hasta me he sentado al lado tuya para hacerte compañía.

Gabi, con su objetivo claro, nos ignoraba y se acercaba al taxi que nos llevaría. Nos montamos y Carla con su objetivo de conseguir un resultado del viaje me comentó:

Quiero saber si es el momento para montar mi negocio. Tengo el local elegido, la mercancía que quiero poner y todo lo demás, se me van casi todos mis ahorros en el proyecto;  me gustaría contratarte para hacer un estudio de mercado pero no tengo dinero suficiente; si me puedes dar un par de ideas de cómo hacerlo o me lo haces gratis, me has dicho en la comida que te caigo bien.

Y a usted, ¿cómo le va? —le pregunté al taxista.

Ya me has vuelto a ignorar, tío, que cabrón eres —reclamaba Carla.

Con dos dedos hice un toque sobre el brazo de nuestro conductor y dije:

Le preguntaba a usted, ¿cómo le va?

—Ahhh, pensaba que no era a mí. Esta noche floja, llevo sólo 3 viajes. A ver si es verdad lo que dicen estos políticos de que hay crecimiento porque no se nota.

En otros viajes he estado hablando con compañeros suyos y me han dicho que este año va un poco mejor, ¿no? —insistí.

El verano sí ha sido bueno. Hombre, mejor, mejor… Desde que estamos en crisis este negocio es una ruina pero hasta hace un mes sí he hecho más viajes; al menos pagamos. Esperamos que con las comidas de Navidad se espabile la cosa y nos vaya mejor, porque desde noviembre cada vez hay menos viajes.

Noviembre ha sido muy malo para todos, con toda la mierda sobre la corrupción; cuando no era uno, era otro el que salía con un caso nuevo o en la cárcel. Eso al final desanima a la gente y si había un poco de alegría y gasto, se lo cargó —le contesté.

Tiene razón, mi hija este verano se ha ido a vivir con su novio; con sus ahorrillos y una hipoteca que han conseguido del banco, se han comprado una casa. Ahora estoy preocupado porque parecía que la cosa estaba un poco mejor, pero no sé si voy a tener que echarle una mano a la niña como siga así la cosa.

Llegamos a nuestro destino y el taxista seguía con parte de su vida privada y su opinión de la situación, mientras Gabi y Carla me esperaban para ir al bar.

Pagué y me acerqué a Carla para decirle —Carla, cariño, no soy un cabrón, me has pedido que te diera un par de ideas de cómo hacer un estudio de mercado, ¿no? Pues la primera la has vivido en persona.

Carla se paró y me miró desconcertada. Seguí con la clase personalizada.

¿Quieres saber si el bolsillo del consumidor final está bien? Hazle una sencilla pregunta a un taxista (a usted, ¿cómo le va?) y tendrás las respuestas que necesitas. Si al consumidor final le va bien, pasa de ir en autobús, pasearse y no comprar, a comprar y con todas las bolsas subirse a un taxi. Si a los taxistas les va bien y se mueven, quiere decir que la economía del ciudadano de a pie va bien o al menos mejor. De la conversación con el taxista puedes sacar dos conclusiones: este verano ha sido bueno (ha habido dinero para gastarse) pero aún la cosa no es continua y no se sabe cómo irá. Un poco mejor que el año pasado pero no para tirar cohetes. La opinión de un sólo taxista no es genérica pero cada vez que te montes en uno hazle la misma pregunta y te irán comentando; cuando tengas varias, podrás valorar si la gente tiene dinero para poder gastar en tu negocio.

Los ojos de Carla brillaban con parte de la solución, pero como tenía claro su objetivo dijo:

Esa es la primera. ¿Y la segunda?

La segunda ya lo estás haciendo; ir a encuentros de negocios, rodearte de empresarios y autónomos y preguntar qué nos parece tu proyecto y cómo nos va.

El 24 horas

La ventaja o el inconveniente, depende de cómo se mire, de no tener pareja, es que cuando tus amigos se divorcian eres la persona a quien llaman para que lo incorpores al ambiente nocturno. Además, estas salidas tienen un ritual que es el siguiente:

  • Cenar y escuchar cómo lo está pasando pero que hoy va a quemar Málaga.
  • Intentar ir a los bares de marcha de su época, de los cuales alguno ya ha cerrado y otros no tienen el ambiente que él esperaba.
  • Dejarse llevar e ir a los bares que interesa.
  • Acabar desayunando en el bar donde solíamos hacerlo cuando salíamos antes juntos (el 24 horas).

El 24 horas no es el nombre de un bar ni un bar determinado, es un sitio que sabes que sea la hora que sea (las 3, 4, 5… de la mañana), antes de la hora habitual del resto de bares, está abierto para que te puedas tomar un bocadillo, pitufo, etc. porque después de tanto beber tienes un hambre impresionante.

En todos estos años de marcha, he pasado por distintos 24 horas; en función de la época o del grupo de gente con quien salía, íbamos a uno u otro (algunos os sonarán, otros no, algunos ya han desaparecido…):

  • Un obrador de pan que había en la calle Carretería, abría a las 5 de la mañana sólo los fines de semana y nos comíamos pan recién hecho con chicharrones, manteca colorá/blanca o lomo en manteca.
  • El Valdi del centro.
  • El 7-11 (seven-eleven) de la plaza Solimar.
  • El de shawarma de la calle Peña.
  • El de las pizzas enfrente de Maná.
  • El puesto de papas de la plaza Uncibay.
  • El de las pizzas de la calle Beatas.
  • El Didi del Arroyo de la Miel.

Como he dicho, algunos han desaparecido y otros siguen en marcha, pero va muy poca gente, cuando antes estaban llenos. Lo que veo en todos esos negocios es la falta de previsión, planificación y conocimiento de las tendencias del mercado o de la vida en general. Voy a poner como ejemplo el 24 horas al que íbamos el grupo de mi amigo el divorciado.

A este 24 horas íbamos los que teníamos 30 años en mi época, los trabajadores de Limasa, policías nacionales y locales porque tenían un reservado para que nadie los viera que estaban desayunando y para estar más tranquilos después del servicio, etc… Cuando iba allí, podía ir con el grupo de mis amigos policías nacionales y entraba al reservado con ellos o con el grupo de mi amigo el divorciado, por lo que nos quedábamos en la terraza o el salón. Cualquier día que salieras siempre había gente.

Pero el otro día, cuando fui con mi amigo el divorciado, estaba vacío; con nosotros éramos 5 allí. Para mí es una pena que un negocio que le iba tan bien ahora mismo sea un velatorio pero veo, como he dicho, que no hay empresarios, sino buenos profesionales de actividad que tienen un negocio y no se plantean ni un plan de negocio, de empresa, marketing o estudio de mercado sobre lo que puede pasar. ¿Por qué se ha ido este negocio al traste y sobrevivirá pero no volverá a sus inicios? Porque no ha analizado a su clientela ni previsto qué podía pasar. Por ejemplo:

  • Los policías que trabajan de noche y los que están en grupos suelen ser los más jóvenes y, por tanto, cuando se casan, cumplen años o tienen niños, la gran mayoría prefiere cambiar a un turno diurno.
  • Los de 30 y más, se echan pareja, tienen niños… en definitiva dejan las juergas nocturnas por otro tipos de nocturnidades.
  • Limasa estaba en unas instalaciones y ahora se ha mudado a otras.

Todo eso no ocurre de la noche a la mañana, sino en un plazo de 6 a 11 años, un cambio generacional donde los negocios asociados a determinadas circunstancias (moda, mercado objetivo muy específico…) han de pensar qué les puede ocurrir.

Escribiendo el artículo, me acordé de un cliente que quería montar una guardería en una determinada barriada, así que le hice el estudio de mercado y el plan de viabilidad del negocio. El resultado fue que era un negocio interesante, pero que el golpe fuerte de clientes le iba a durar 10 años. Al ser una barriada nueva y con incorporación de parejas en edad de tener niños, este sería el plazo máximo en el que los posibles hijos de esas parejas tuvieran entre uno y tres años. No quiere decir que no haya negocio posteriormente, sino que habría que pensar en cómo llenar la guardería después de ese periodo.

La Naturaleza de la empresa II: Especies Invasoras

Por motivo de la globalización una serie de especies animales están invadiendo el territorio de otras en diversos lugares del mundo. Esto comprende todo tipo de animales y plantas. En nuestro país, han llegado una serie de especies no autóctonas que están desplazando o eliminado a la biodiversidad de nuestro territorio como son:

  • Jacinto de agua
  • Perejil gigante
  • Cangrejo de rio americano
  • Mejillón cebra
  • Almeja asiática
  • Picudo rojo
  • Mosquito tigre
  • Rana toro
  • Carpa china
  • Siluro
  • Mapache
  • Etc…

Como he comentado, la invasión de especies está modificando la biodiversidad de nuestro territorio y las administraciones han decidido tomar cartas en el asunto porque la desaparición de especies de nuestro territorio provoca, como dicen en el video que adjunto al post:

1.    Transmisión de parásitos y patógenos

2.    Competencia alta con otros predadores

3.    Perdidas económicas

Invasión Mapaches Comunidad Madrid

Esto mismo ocurre a nivel empresarial cuando nos invaden especies invasoras. Como ejemplo la llegada de multinacionales, tiendas de chinos y/o franquicias.

Antes de nada quiero aclarar que soy de la opinión que cualquier tipo de competencia es buena ya que te hace trabajar para ser mejor; un monopolio nunca es bueno porque el consumidor siempre es el perjudicado, pero considero que se debería de analizar y estudiar las ventajas e inconvenientes de la llegada de las especies invasoras empresariales a un determinado territorio como el impacto económico de su llegada.

Como ejemplo, la llegada de Ikea a Málaga; es verdad que Ikea genero un número de empleo mas que interesantes para la ciudad a su llegada pero ¿qué ha supuesto para nuestro territorio desde el punto de vista de la biodiversidad empresarial?.

Desde mi punto de vista personal-profesional veo que la llegada de Ikea a Málaga ha supuesto:

  • Desaparición de empresas locales de venta de muebles
  • Desaparición de empleos directos (empleados de tiendas de muebles) como indirectos (transportistas, mayoristas, comerciales de fabricantes, agentes comerciales,………..)
  • Desaparición de fabricantes regionales de muebles

Hay que tener en cuenta que el efecto de la crisis de la construcción también ha acelerado esta situación pero muchas veces no nos damos cuenta que la llegada de las especies invasoras empresariales destruyen gran parte de la diversidad empresarial territorial y son muy negativas debido a la características de España donde cerca del 98% de empresas son micropymes.

No quiero que se me malinterpre y que estoy en contra de la llegada de empresas o creación de empresas que generen empleo pero sería interesante el estudio y de las implicaciones que ofrecen realmente en el territorio por parte de la administraciones para proteger a las especies empresariales de la zona como se hacen con las especies animales.