No es nada personal, son solo negocios

Uno de los objetivos de este blog no es solo comentar lo que pienso sino también contar experiencias profesionales y si con ellas puedo ayudar a alguien me sentiré complacido.

En el tiempo que ha pasado desde que me fui a Marruecos hasta ahora, he estado inmerso en mi nuevo camino profesional como comente en uno de los anteriores artículos.

Os voy a contar una experiencia basada en la celebre frase de “El Padrino” que la mayoría de la gente piensa que la dice Don Vito (Marlon Brando) cuando es Michael Corleone (Al Pacino) cuando habla con el consigliere Tom (Robert Duvall), “no es nada personal, son solo negocios”. Deberíamos aplicárnosla muchas veces.

A veces pecamos de amiguismo y el amiguismo conlleva a contratar a tu amigo porque te llevas bien con él en vez de contratar a otra empresa o profesional. Suelo colaborar con una empresa que realiza……..digamos papel. Siempre, desde que los conocí, cuando hice mi primera criba de gente que hace papel, aún no éramos amigos, les pedía el papel a ellos. Con el tiempo y con el contacto continuo se convirtieron en amigos y eso hace que la relación profesional siempre sea mejor.

Cuando en mi nueva andadura empresarial me doy cuenta que me hace falta papel pues no dude en contar con ellos desde el principio. Pero, ¿que sucedió?, que en esta nueva andadura yo quería un papel con un determinado gramaje, textura y color que ellos no pudieron proporcionarme, lo que suele pasar en estos casos es aceptar un papel equivalente o similar ya que son tus amigos y seguir para adelante aunque no te guste del todo.

Yo opte por otro camino, quiero mucho a mis amigos y son muy buenos profesionales (de lo mejor que conozco) pero no me gustaba el papel, y por ello decidí buscar otros profesionales del papel para encontrar el que yo quería y buscaba ya que “no es nada personal, son solo negocios”.

Tuve la suerte de encontrar a gente que tenían el papel que buscaba y al final tengo lo que quiero. Os preguntareis que pasa con mis amigos y si sigo trabajando con ellos, les encargue las carpetas que tenían las que me gustaban.

Si realmente nos consideramos empresarios tenemos que buscar lo mejor para nuestras empresas y a veces, eso no coincide con los amigos. Tengo amigos con empresas con los que no trabajo/colaboro, tengo empresas con las que trabajo/colaboro pero no son amigos, tengo amigos con empresas con los que trabajo/colaboro y conozco empresas con las que no trabajo/colaboro con ellas ni son amigos.

Siempre que selecciono proveedores/colaboradores busco aquellos con los que creo que van a ser relaciones productivas para mi empresa/proyecto, pueden o no ser amigos y con el tiempo finalmente esa relación se convierte en amistad; pero tengo clara una cosa hace mucho tiempo, el que seamos amigos no significa que siempre debamos trabajar juntos porque cada uno en su empresa buscará lo mejor en cada momento.

En resumen, si tienes amigos con los que colaboras o trabajas y surge alguna vez “no es nada personal, son solo negocios”, si son amigos de verdad lo entenderán porque una cosa es la relación personal y otra la profesional. Espero que tengas la misma suerte que yo, ya que mis amigos me han demostrado que lo son.

3 pensamientos en “No es nada personal, son solo negocios”

  1. Mucha razón en este artículo, muchas gracias por vuestra experiencia, muchas veces lo pensamos, pero no somos capaces de ponerlo en práctica y eso nos perjudica, esas palabras nos hacen reflexionar y posiblemente tengamos la fuerza para modificar muchos actos erroneos que hacemos a diario.

    Gracias de nuevo.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *