Archivo de la categoría: Sin categoría

Un sabio-Alberto Ruiz

“Un sabio se determina no por lo que sabe sino por su capacidad para aprender”

En el camino para llegar a ser un emprendedor, nos encontramos con personas que nos apoyan, que nos ayudan a través de sus consejos basados en la experiencia, que los que estamos empezando aún no tenemos. Estos nos pueden servir para afrontar los retos con la base de tener al menos una idea a lo que nos enfrentamos, aunque naturalmente después los errores los cometeremos nosotros. Estos “sabios” o “gurus”, obviamente no han nacido así, los años que llevan en sus negocios les han hecho tener una sabiduría que es fruto de su capacidad para aprender de sus éxitos y fracasos. De los problemas en general que conlleva tener tu propia empresa.

Después están los “sabelotodo”, un espécimen de personas con las que toparemos a menudo que van a querer demostrarnos lo poco que sabemos, la poca experiencia que tenemos, los fracasos que tuvimos. Este tipo de gente “tóxica”, nos va a enseñar en el fondo que la sabiduría se demuestra aprendiendo, reconociendo aquellas cosas que nos quedan por saber y que aquellos que no ven eso, ni son gente “sabia”, ni lo han sido, y sino cambian su forma de ser no lo serán nunca.

Un amigo me enseño que de nada sirve tener talento en algo, si no le dedicas tiempo, tiempo y más tiempo. Si no reconoces que el año que viene, sabrás cosas que este año no sabes. Y probablemente harías las cosas de otra manera. Y que los éxitos no significan nada, si te vanaglorias constantemente en ellos, porque eso te va a impedir seguir hacia delante.

Quizás la frase que he puesto en la cabecera habría que completarla, diciendo que sabios no son solo aquellos que saben, o tienen capacidad para aprender, sino también y más importante aun por su habilidad para enseñar.

 

 

 

La era de la autenticidad-Alberto Ruiz

“No vale con parecer mejor hay que serlo realmente” Alberto Ruiz

Vivimos en una época turbulenta a causa de una grave crisis económica y social que está destruyendo aquellos valores que creíamos inamovibles. Pero que en cambio debido a tantas mentiras con las que hemos convivido durante años, ahora más que nunca comenzamos a valorar algo que las nuevas tecnologías están ayudando a potenciarlo, la autenticidad.

La confianza en un producto, un servicio o una empresa ha sido un valor importante siempre, pero con el tiempo, hemos sido engañados tantas veces, productos que parecían naturales y estaban repletos de productos químicos, otros que se fabricaban en condiciones infrahumanas, precios inflados, servicios que contratábamos y que luego no cumplían casi ninguna de las condiciones que habíamos firmados. Por no hablar del engaño por parte de algunos bancos con sus productos bancarios. Ello ha hecho que nos replanteemos muchas ideas con respecto al producto que vamos a vender y comprar. Por eso en las redes sociales, uno de los valores esenciales a la hora de promocionar un producto o servicio es la autenticidad. Que lo que ofrezcan sea exactamente la verdad. Engañar a clientes o posibles clientes no es un buen negocio. Si estableceríamos un decálogo con respecto a los clientes podríamos resumirlos en los siguientes. Si creéis que faltan o no estáis de acuerdo con alguna de estas ideas, podéis indicarlo en vuestros comentarios. Creo que sería interesante que entre todos hiciéramos nuestro propio decálogo.

1º Plantéate esta pregunta ¿Consumirías tu propio producto?, si es así, vas en el camino correcto.

2º Cuando hables de tu producto di la verdad, los pros y los contras, los clientes agradecen más la sinceridad. Eso les da confianza.

3º Si alguien critica tu producto, no te defiendas, asume las criticas.

4º  Observa como si fueras el cliente de tu propio producto, aprenderás mas que si siempre piensas como vendedor.

5º Descarta la idea de que tu producto es el mejor, no lo es, pero puede serlo.

6º Cuando hables con tus clientes, no los trates como tales, son personas, trátalos así.

7º Ser autentico es una ventaja siempre. Si mientes una sola vez, nunca te quitaras el estigma de ser un mentiroso.

8º Pedir perdón y rectificar es síntoma de sabiduría, no de debilidad. Solo los débiles no asumen nunca sus errores.

Si conseguimos todo esto. Habremos llegado al culmen, a lo más alto. Y a pesar de que usemos técnicas para vender más. no necesitaremos técnicas para dar autenticidad a lo que ya de por si lo tiene. Entonces solo entonces podremos decir que también nosotros somos auténticos.

Agradecimientos

Como mañana estaré de vacaciones en Drakkar, pero centrado en un proyecto personal, quiero despedir el año agradeciendo a todos los que habéis contado conmigo en algún momento de este 2013 y espero que nos veamos con la misma o más asiduidad el próximo año.

Empiezo recordando al equipo que he dejado atrás de Acción Mk, a mis clientes/amigos como Pablo, Juan Diego, Javier Padre, Javi, Carlos, María del Mar, Marina, Marta, María, Ana y Pablo y a los colaboradores Jorge, Ismael, Ignacio, Cristina, Regina, María, Teresa, Agustín, Manuela, Pepe, Ramón, José María, José Luis, Paquillo y Lisardo.

Recuerdos desde el otro lado del mediterráneo a Malik, Achraf, Mustafa y Karim por acompañarme y ayudarme a conocer un poco mejor Marruecos, su forma de trabajar y hacer negocios.

Gracias a los que me estáis acompañando en mi nueva etapa ya sea como clientes/amigos, colaboradores, proveedores…. así que os toca a vosotros ahora, Fernando, Dani, Francis, Francisco, Lourdes, Alfredo, Sandra, Macarena, Ana, Nani, Pablo, José Manuel, María Teresa, Joaquín, Enrique, Javier, Manuel, Elena, Jesús, Raúl, Ana, Antonio, Daniel, Patricia, Alberto, Ángel, Jon, Delia, Rivas, Mónica, Lorenzo, Sebastián, Juani,  José Manuel, Gustavo, Paqui, Manuel, Eva, Tea, Ricardo, Krishna, Eva, Miguel, José Luis, Vicente, Juanjo, Pablo, Clara, Marta, Lola, Miguel, Alicia, Daniel, Antonio, Rodolfo, Miguel Ángel, Marcos, Jesús, Joan, Daniel, Eva, Jesús, Carlos, Juanje, Teresa, Juan Carlos, Manolo, José Luis, Vicky y Marisa.

No quiero olvidarme de mis incondicionales de las redes sociales, ya sea por nuestras conversaciones o por la difusión de www.guerreroempresarial.com y Drakkar Marketing; @premiosagripina, @pepemontoro, @pbiedma, @andres_minimal, @coupesito, @Andy 21, @juanlupintor, @secretservicies, @ignacio_conejo, @frandeorador, @curroflores1952, @JoaquinAgreda, @japaricioflores, @gomezzorilla, @ajemalaga, @Nm4nz3s, @decoracionesdan, @Ant_Ramirez_, @MontielVicente, @fcjurado, @AMcongreso, @VendeEnfurecido @LariosSolecito, Mtps Treintaisiete, Marían Jiménez, Ana Roldán, Ana Álvarez, Ana Morales, Ivana Vargas, Martín Daniel Arnedo, Enrique Ortega, Nerea Domínguez, Félix Gómez-Guillamón, Ramón Román, Roberto López, Marta Santaella, Cecilia Arance, Norberto Obregón, María José Mari Joe, Raquel Hidalgo-Barquero, Juan Alejandro Goñi, Rosana Álvarez, Adriana Bollón, Tony Requena, Francisco José Hidalgo, José Alberto Rodríguez, Rocio GH, José Manuel González, Ysabel Heredia, Alicia González, Joaquín Jiménez, José Joaquín Jiménez, Manuel Sagall, Luis Pardo, Tiziana Massa,  Nando Questiono Gestión-cultural,  Toner España, Econocasa y Micro-Inversores Crowdfunding

A todos vosotros y de los que me haya olvidado (no me lo toméis en cuenta):

Feliz Navidad y Feliz 2014

 

 

El discurso del Rey. Lecciones empresariales de un peliculón

La sexta 3 visionó la otra noche “El discurso del Rey”, película que vi en el cine y que me gusto bastante ya que el protagonista,  Lionel Logue, me parece un personaje muy peculiar pero con unos conceptos empresariales y de marketing que cualquier Pyme puede aplicar a diario.

La Reina, para quien no lo sepa era la Reina Madre, visita a Lionel Logue para que ayude a su marido a poder dar un discurso sin tartamudear y concierta una cita con un seudónimo, Johnson. Lionel no la reconoce y cuando le pregunta que ningún profesional no ha curado a su marido, el le dice “su marido todavía no ha trabajado conmigo”

Primera lección: “Siempre somos los mejores profesionales, lo que hagan los demás (competencia) me da igual ya que somos la solución que necesita el cliente”. 

Ella se da a conocer y le dice que tiene que ir a palacio a ver al Rey, la respuesta fue no. “En mi oficina todos somos iguales”.

Segunda lección: “El cliente puede indicar como quieres que trabajes pero si tienes claro como debes trabajar para conseguir los mejores resultados, imponte”

Lionel Logue es un autónomo de aquella época en un periodo de crisis que no puede permitirse ciertos lujos empresariales como es tener una secretaria o alguien en recepción que atienda; además parte de sus ingresos lo destina a un orfanato. La Reina le explica a su marido que Lionel destina gran parte de sus ingresos al orfanato y que no tiene secretaria porqué trabaja de una forma sencilla.

Tercera lección: “Seamos una empresa socialmente responsable no solo porqué los tiempos o las modas empresariales lo reclamen si no por convicción propia”

Cuarta lección: “Ten los gastos que te puedas permitir, con las fachadas no se suele ganar dinero”

El Rey hizo una apuesta que perdió en la primera consulta y que no le pago a Lionel, en la segunda consulta se lo reclamo dos veces sacando de quicio al Rey, finalmente se lo pago.

Quinta lección: ”Si te deben dinero, reclámalo que no te de vergüenza, es tuyo”

Lionel dando un paseo le dice al Rey que de un paso al frente y que eche a su hermano del trono, el Rey le acusa de traición ya que no le interesaba lo que escuchaba aunque fuera la verdad.

Sexta lección: “A veces un cliente no quiere oír ciertas verdades pero hay que decírselas, aunque sea el mismísimo Rey de Inglaterra, dorar la píldora no ayuda a afrontar los problemas”

El día previo antes de la coronación, los consejeros del Rey le indican que Lionel no tiene ningún tipo de titulo que acredite sus estudios, el Rey  le echa en cara la falta de titulación a Lionel, a lo que Lionel responde que los que tienen títulos no obtienen tantos éxitos y resultados satisfactorios como él y todos los métodos aplicados han sido ejecutados por la experiencia.

Séptima lección: “Los títulos no son validos si no existe experiencia, ofrece al cliente soluciones a través de la experiencia, los experimentos con la gaseosa o contigo mismo antes de ofrecérselo a un cliente”

Que el Rey pudiera dar su discurso fue gracias a que los métodos de Lionel no eran ortodoxos.

Octava y última lección: “Se creativo, original y diferente a tu competencia; si haces lo mismo que la competencia solo podrás diferenciarte por precio”