Archivo de la categoría: Estrategia

Estrategia Ironman

–Seguro que lo que dices es verdad y tienes razón, pero no lo entiendo–dijo Emilio

–Estaba esperando que me lo dijeras y llevo dos semanas dándole vueltas para ver como lo explicaba hoy en la reunión de socios para que te pudiera quedar claro, y he dado con la solución, ¿te estás preparando para el próximo Ironman de Murcia, verdad?–le contesté

–Sí–afirmó Emilio aunque ya conocía la respuesta

–Vale, partimos de que tienes una series de rutinas que vas a a hacer, tienes un entrenador que controla y te prepara los entrenamientos,  y tienes la dieta que vas a seguir para la preparación y para la prueba–miré a Emilio mientras afirmaba con su cabeza

–Perfecto, pues las rutinas, el entrenador y las dietas son los elementos que podemos controlar y en el caso de la empresa, son los productos, servicios y acciones que estamos haciendo para conseguir los objetivos. Los objetivos individuales que hemos planificado para cada uno de ellos no se están cumpliendo pero las ventas totales de la empresa y el resultado que nos planteamos sí se están logrando–

–Eso ya lo has dicho, yo no veo el problema que planteas, se están consiguiendo los objetivos y resultados–me interrumpió Emilio

–Sí, pero déjame que me explique; siguiendo el ejemplo del Iroman existen elementos como el ritmo cardiaco, metabolismo o lesiones recurrentes que no podemos controlar; actualmente se están logrando los objetivos pero con elementos complementarios  que el día de mañana por algún cambio de legislación, que ahora nos beneficia, o porque la situación económica mejore, provocará que se reduzca la demanda de dichos servicios. Estos elementos complementarios son incontrolables al igual que tu ritmo cardiaco, metabolismo o lesión recurrente que hacen que el día de la prueba logres o no acabarla y en que posición–

–Por eso, a pesar de estar contento con que los objetivos se estando consiguiendo me preocupa como se están logrando, tenemos que centrarnos en los elementos que podemos controlar y lograr las marcas de lo que podemos controlar; si  luego, el día de la prueba, mi ritmo cardiaco y metabolismo me acompañan y consigo no lesionarme, seguro que superaré mis resultados planificados–

–¿Consideras que vamos bien?–me preguntó Felipe, otro de los socios.

–Sí claro, pero prefiero prepararme ante cualquier posible imprevisto. Tenemos un TIR por encima del TAE, lo que quiere  decir  que el porcentaje de beneficio que estamos consiguiendo está bastante por encima del interés bancario, ganas más dinero invirtiendo en la empresa que invirtiendo en algún fondo o producto  bancario actual. Pero para seguir creciendo, recomiendo que aparte de centrarnos en los elementos controlables, mejorar la productividad por empleado porque no podemos reducir más los gastos;  aunque está por encima de la media del sector, la tenemos por debajo que la competencia directa. Las próximas inversiones se han de centrar en esta línea.

No eres politicamente correcto

Siempre me lo han dicho; ha habido veces que hasta me he planteado cambiar pero finalmente como soy práctico y me gusta estudiar, investigar y tener criterio, busqué cuáles son los orígenes y verdadera definición de la palabra política y así saber que es realmente políticamente correcto.

El origen de la palabra viene (etimológicamente), como todos sabemos por la historia, de Grecia, de las antiguas ciudades griegas que eran las polis. De modo que en un primer acercamiento, diremos que política es todo lo relativo a la vida de la polis, ya que las polis eran la única unidad estatal en aquel momento. Los griegos entendían la política como la organización de una sociedad  libre, compuesta por personas libres, que resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva y diaria, es un quehacer ordenado al bien común.

El siguiente elemento a tener en cuenta era que entendían los griegos por bien común, Platón concebía al bien común como “un bien que trasciende los intereses  particulares ya que la felicidad de la polis debe ser superior y hasta cierto punto independiente de la felicidad de los individuos”;  Aristóteles perfeccionaría esta idea diciendo que “el fin de la ciudad es el vivir bien, en consecuencia, que la comunidad política tiene por objeto las buenas acciones”.

En definitiva,  me di cuenta que ser políticamente correcto desde la Grecia Antigua hasta hoy se ha desvirtuado bastante.

Ser políticamente correcto es plantearse que puedo hacer en mi localidad, municipio, ciudad, provincia, comunidad autónoma, país,..para que mis ciudadanos vivan bien.

Cuando he desarrollado alguno de los planes estratégicos para los municipios con los que he trabajado, he detectado que ciertas políticas provinciales, regionales, nacionales y/o supranacionales no son beneficiosas para dicho municipio. Al igual que las polis griegas, los municipios se han de preocupar por el bien común de sus ciudadanos y complementar o desarrollar medidas especificas para su población.

Uno de los ejemplos que encontré fue que la política turística general favorecía determinadas líneas y actuaciones que no ayudaban a dicho municipio a crecer ya que las infraestructuras, público objetivo e imagen del municipio no coincidían con los objetivos de dicha línea. Como siempre, fui políticamente correcto y le dije a los representantes del municipio que su estrategia turística debería ir paralela o complementariamente a la política turística general y desarrollar determinadas actuaciones para que su población se beneficiara, captando el público objetivo que les interesa en función de las infraestructuras que hay en el termino municipal. ¿Tienes que ir en contra de esa política general? No, lo que si hay que plantearse es que una vez conociendo lo que beneficia a tus ciudadanos y municipio, buscar el apoyo del organismo supra para que te ayude a conseguirlo.

Si un municipio, mancomunidad, población o región no estudia las características particulares de su zona y desarrolla estrategias y acciones particulares esta condenado a que si a la generalidad de un país por una política estratégica le va mal, a ellos también les va a ir mal, el ejemplo lo tenemos con la crisis.

He tenido la suerte de encontrar a representantes municipales políticamente correctos como lo entendían los griegos pero también me he encontrado con otros representantes con intereses personales y privados, y a otros que no se preocupan de los temas concernientes a la “polis”, a los primeros los griegos los llamaban “idiotikós” y a los segundos “idiotes”.

Eres un Pokemon

De: Jesús Blanco <info@drakkarmarketing.es>
Fecha: Fri, 05 Agosto 2016 12:44:21 +0200
Para: “Fabiola Hernández” <xxxxxxxxxx@xxxxxxxxxx.com>
Asunto: Eres un Pokemon

Hola Fabiola,

Ayer me preguntaste sobre ¿cómo no me pude dar cuenta de que ella era así?, y no fui totalmente sincero diciéndote que antes no era así; te lo voy a contar porque te he visto un par de detalles que me han recordado a experiencias con ella, y como ahora están de moda los Pokemon, el ejemplo me viene ni que pintado.

¿Recordaras a Pikachu y a Ketchum?. El máximo afán de Ketchum es ser el mejor entrenador de Pokemons del mundo y en la serie entrena a Pikachu para que evolucione hasta su máximo nivel convirtiéndose en Raichu.

Pasando a nuestro ejemplo, el Ketchum real busca los mismo con nuestra Pikachu pero hay que tener en cuenta que este entrenamiento no se produce en una burbuja, y que hay otros elementos externos, como en la serie, que pueden influir en el desarrollo de la evolución de Pikachu.

Siempre hay personas envidiosas y que mal meten porque tengan celos, rencor, tirria, etc. Estos, no envidian lo que tienes si no  lo que puedes conseguir. En la serie, los envidiosos eran el equipo Rocket que querían robar a Pikachu.

Nuestra Pikachu interrelacionó con otras personas que al igual que el equipo Rocket querían robarla, entrenarla,…y ella se dejo guiar por otras técnicas y consejos de estos supuestos entrenadores, esto hizo que la evolución de Pikachu se convirtiera en una evolución “maligna”, como ocurría con los Pokemons de la serie.

Quiero dejarte claro que no te digo que sólo me tienes que hacer caso a mi o encerrarte para que no te influyan, te lo cuento para que cuando interrelaciones con otras personas, igual que lo haces conmigo, te preguntes ¿qué objetivo persigue este entrenador con lo que me está diciendo o contando?¿Es para ayudarme?¿Es para ayudarse el/ella?¿Está mal metiendo?¿Lo hace por envidia a…?

Yo tengo claro en que puedes convertirte pero tu tienes que tener cuidado en cómo puedes evolucionar, ya que también puedes llegar a ser una Pikachu “maligna”.

En vez de despedirme escribiendote “Besos” o “Un abrazo”, me despido con la frase de moda, Pokemon Go

 

¿Se equivocaba Maslow?

–Te propongo que hagas unas jornadas de cómo pueden ganar más dinero utilizando tu material de solado y cuál sería el protocolo de ventas–sin terminar la frase vi amanecer en el rostro de Fabián.

–¿Sabes que antes de montar la empresa me dedicaba a jornadas sobre técnicas de ventas?–me preguntó de manera retórica para luego contarme que gracias a su etapa de formación en ventas y coordinación de equipos comerciales consiguió en tres años pagarse el piso donde vivía. La idea le gustó porque sabía que iba a sacar lo mejor de si y a pesar de poderla tener delante de sus ojos, no la veía.

Captar ese momento donde Fabián paso de neutralidad a potencialidad me llevo a preguntarme ¿se equivocaba Maslow?

La piramide de Maslow se basa en conforme vamos cubriendo unas necesidades básicas vamos desarrollando necesidades y deseos más altos, esta se divide en cinco niveles:

  • Básicas (respirar, comer, dormir, sexo,…)
  • Seguridad y protección (seguridad física, de empleo, recursos, familia, salud,…)
  • Sociales (amistad, afecto, pertenencia a un grupo,…)
  • Estima (confianza, respeto, éxito,…)
  • Autorrealización

Aparte de a Fabián, empece a preguntar a mis clientes sobre su vida y  sus objetivos personales; lo mismo a algunos de sus empleados. Analice los resultados de determinadas acciones de marketing. Me leí varios libros sobre funcionamiento, análisis y toma de decisiones cerebral, búsqueda de la felicidad mediante el comportamiento, cambio de paradigmas de felicidad versus positividad, etc. Y con todo ello, llegue a la conclusión que las personas buscan dos elementos principalmente, la autorealización y/o socializar; siendo el primero el principal.

Para poder llegar a ofrecerle el producto/servicio que busca cada cliente o un determinado grupo de posibles clientes, hay que buscar esos conceptos de autorealización y/o socialización; estos elementos principales son el resultado de la suma/combinación de uno o varios de los elementos que conforman la pirámide de Maslow ya que para ser feliz aspiramos a un determinado modo vida (casa, zona donde vivir, tipología de la familia,  puesto de trabajo, etc) o relaciones con las personas (amigos, actividades que se desarrollan, …).

A fin de cuentas, cualquier cliente quiere ser feliz, ese es el USP (Unique Selling Proposition), y lo que cada empresa se ha de preocupar es de lograrlo.

Antes de terminar, contaros que documentándome para este post encontré un estudio del 2011 de la Universidad de Illinois donde llegaron a la misma conclusión que yo llegué pero de una forma más analítica, realizaron encuestas durante 5 años a personas en más de 155 países. En mi opinión, más que una pirámide debería convertirse en una fórmula matemática de combinación de elementos aspiracionales, con multiplicadores de grados de cumplimiento actual y grados de cumplimiento deseado y obtener cómo máximo el 100% de autorealización.

¿Algún matemático y psicólogo me acompaña a desarrollarla?

 

La Semana Laboral de 4 Horas

¿Será verdad lo que dice el título?, eso es lo primero que piensas cuando lo ves

Timothy Ferriss cuenta en este libro cómo ha cambiado su vida con unas sencillas decisiones empresariales y de concepto de la vida. Al igual que cualquier empresario o autónomo para Timothy una jornada laboral cercana a las 12 horas junto con casi 365 días al año era lo habitual. Entendía que eso era lo necesario para poder ganar el dinero que quería conseguir y el crecimiento de su empresa pero fracaso, no lo consiguió.

La primera pregunta que se hizo fue porque no lo consiguió y el resultado siempre era el mismo en todas las situaciones e hipótesis, él. Se convirtió en el cuello de botella de su empresa, todo pasaba por él, todo se consultaba a él y todo se aprobaba por él. ¿Os suena esta situación?

Unos sencillos pasos cambiaron su vida y su empresa, y no es ni más ni menos lo que se recomienda a cualquier tipo de empresa, DELEGAR/CONFIAR.

Lo primero que hizo fue establecer una serie de protocolos de actuación de respuesta rápida y sencilla de sus empleados para sus clientes y proveedores. En este punto Timothy Ferriss me enseño lo que llevo a rajatabla en cuanto a comunicación interna de la empresa que me ha facilitado mucho mi vida empresarial:

  • Si no es urgente, envíame un correo electrónico y tendrás una respuesta antes de las 8:30 de la mañana siguiente. (Cualquier duda, consulta o respuesta que se da en la empresa se establece un plazo máximo de 24 horas de contestación)
  • Si tienes dudas o tiene cierta urgencia, envíame un mensaje/what´s-up y tendrás una respuesta antes de que termine la jornada laboral
  • Si es urgente, no pierdas el tiempo y llámame

Al principio este sistema lleva afinación cómo todo; todo, al principio, se considera urgente pero es un feedback bueno para ir mejorando e introduciendo cambios y modificaciones del protocolo de actuación que pasado un periodo de 3-6 meses hace que se reduzca más del 70% de las comunicaciones con gerencia porque el protocolo deja muy claro lo que hay que hacer y por tanto la delegación de tareas funciona. No sólo eso, sino que cualquier nueva incorporación va a tener muy claro que hay que hacer porque el protocolo funciona.

La libertad de no realizar determinadas tareas facilita que gerencia pase al siguiente paso y es la función comercial y captación de clientes, lo que provoca el crecimiento inmediato de la empresa.

Por último, seguro que queréis saber cómo trabajar sólo 4 horas, esto supone un cambio de paradigmas y vida. El autor tiene una premisa muy clara y es que internet te facilita el trabajar en cualquier parte del mundo, ¿entonces porque hacerlo donde tienes tu negocio si puedes trabajar desde la playa?

Ese cambio de mentalidad ha sido su éxito ya que ha automatizado tanto su negocio que puede funcionar sin que él esté en la gestión del día a día, aparte todo lo gestiona desde la nube o internet y eso te da libertad para no tener que estar en tu negocio. ¿El siguiente paso?, irse a vivir a un país con un nivel de vida más económico que el tuyo y con lo que ganas, disfrutar del tiempo libre; con 4 horas de trabajo en Brasil, Marruecos, Indonesia, etc… puedes vivir cómo un rey.

Sobredimensionamiento

Termino mi explicación sobre cómo hacer un estudio de mercado y empezamos la ronda de preguntas—Me ha gustado tu ponencia, y ahora te pregunto ¿cómo organizo mi empresa para poder pagar el IVA a Hacienda?

Reaccioné cómo un personaje de manga ante una sorpresa; mi pensamiento pasaba entre, ¿este hombrea a que ha venido?,  estamos hablando de estudios de mercado no de Hacienda, y vamos a echarle una mano de lo poco sé.

—¿Tu nombre?—

Respondió—Paco—

—Paco, sin conocer tu empresa en profundidad y por mi experiencia te puedo decir que si tienes un problema de liquidez a la hora de pagarle el IVA trimestral a Hacienda puede ser por lo siguiente: mala gestión de cobros, un estudio de relación costes-ingresos mal planteados, tu línea de crédito no esta bien estudiada, volviendo al tema de la ponencia, no has hecho un estudio de mercado para saber cuanto vas a crecer y esto te ayuda a conocer tus necesidades económicas mensuales, y por último, sobredimensionamiento de la estructura de costes. Pero para saberlo te recomiendo que contactes con un experto financiero que te estudie el caso—

Paco no conforme con la respuesta empezó a rebatirme—Mis clientes me pagan mensualmente si no me pagan no trabajo al mes siguiente, la línea de crédito me la dio el Banco, tengo abierto 18.000 €, en lo que respecta al estudio de mercado puedes tener razón pero cómo yo crezco todos los años no me hace falta, y sobredimensionamiento, no lo creo.—

—Pues Paco, si cobras mensualmente y no tienes la suficiente liquidez para pagar el IVA te digo y repito, con la poca información que tengo de la empresa, tienes un sobredimensionamiento para empezar en costes. Puede que tengas muchas nóminas que pagar y si se comen el presupuesto o sobra personal o tienen que ser más productivos, o tienes un stock de material que se esta comiendo el beneficio e IVA a pagar y tienes que reducirlo, o lo que hemos hablado antes sobre la ley de Pareto, el 80% de tus clientes son los que generan el 20% de tus ingresos y el 20% de tus clientes el 80% de tus ingresos, y me juego el cuello que estos últimos te pagan cuando ellos quieren y no tan mensualmente como has dicho. En todo caso, finalmente es un sobredimensionamiento de tu empresa ya sea en costes, stocks o clientes que no te generan la liquidez suficiente para poder pagar lo que te hace falta. Si es un tema puntual no es problema grave, es salvable. Pero si es un problema que se repite cada trimestre busca un experto en análisis financiero y que te ayude a planificar mejor esa línea de crédito o descuento que tengas con el banco. Para el estudio de mercado y clientes aquí me tienes.

Adáptate o muere-Alberto Ruiz

En general ser inflexible tanto en la vida como en lo profesional puede ir unido a la catástrofe. Si las circunstancias cambian, tienes que cambiar con ellas. Porque puedes perderte numerosas oportunidades, que la vida te va ofreciendo. ¿Cómo se traduce a nivel profesional? Hay que tener en cuenta, que puedes tener una gran idea, pero que en el momento que la pones en práctica, tanto comentarios de clientes, o la propia evolución del mercado, puede hacer que modifiques ciertos parámetros. Podemos ver numerosos ejemplos por ejemplo Coca cola comenzó  hace años a sacar productos, bajo en calorías, hasta tal punto que estos productos, hoy en día se venden más que su fórmula tradicional, ¿Por qué? Porque el gusto de los clientes ha cambiado, ahora quieren consumir menos calorías y por tanto las bebidas bajas en azucares, es una medida para mantener dichos clientes, ofreciéndoles otros productos. ¿Qué hubiera pasado si no lo hubiera hecho así? habría perdido clientes, que se hubieran ido a otra compañía. Así de simple. Esto no quiere decir que siempre tengamos que estar adaptándonos, puede ocurrir que no nos interese ocupar ese nicho de mercado, es cierto. Pero aunque es una decisión estratégica, siempre hay que barajar otras alternativas a lo que estamos haciendo, incluso aunque las cosas nos vayan bien. Porque adaptarte también es previsión. Hay que partir del hecho, de que todo, puede cambiar.

En ocasiones el problema no está en que nosotros seamos más o menos flexibles, si tenemos una empresa con otros socios, puede que estos no tengan la misma visión que nosotros, con lo cual tenemos un problema. Porque mientras más tiempo se tarde en tomar decisiones, mas difícil será tomarlas o en todo caso, podría resultar demasiado tarde.

Adaptarse significa acción, con una reflexión previa y depende de un conjunto de factores y es importante plantearse una serie de preguntas:

-¿Que va mal?

-¿Que puede mejorarse?

-¿Cómo hacerlo?

-¿Que herramientas usar?

Esto no quiere decir que no haya empresas, que prácticamente mantengan la misma forma de hacer las cosas, desde hace muchos años. Pero esto no es la norma, y también depende del tipo de negocio que tengas, no es lo mismo una taberna “de toda la vida”, que un negocio informático.

Tampoco adaptarse debe significar un  método de éxito en sí mismo, es un principio sobre el que establecer las bases para mejorar tu empresa, tus productos. Pero sin una planificación, con un estudio previo, puede ocurrir que en realidad en vez de mejorar empeoremos.

Pongamos un ejemplo. Tenemos a un emprendedor que está embarcado en un proyecto, al principio tiene la ilusión, luego viene la realidad, momentos de desilusión, el confía en el proyecto, pero si mantiene una postura inamovible, se equivocará. No quiere decir que tenga que hacer lo mismo que los demás, a veces seguir el camino de otros es bueno para encontrar el tuyo propio. Todos nos subimos a los hombros de otros para aprender, eso se llama evolucionar. 

Hoy en día, el mundo no solo está en constante cambio, sino además hay millones de productos y servicios y es cada vez más difícil hacer algo original. Eso es cierto, pero eso no quiere decir que no se pueda hacer. Todavía quedan muchas ideas que plantear, muchos proyectos que hacer. Si estas en esa fase de haber hecho realidad tu idea y ves que no funciona como quieres, reflexiona, planifica y cambia lo que tengas que cambiar, recuerda siempre que lo importante al final, es adaptarte o morir.