Archivo de la categoría: Estrategia

Mi empresa necesita crecer pero el Banco no me da dinero ¿qué hago?

La semana pasada lance el blog y una de las personas con la que trabaje en mi anterior etapa se puso en contacto conmigo para contarme que se alegraba de mi nueva situación profesional y que quería desearme suerte. Estuvimos hablando de cómo nos iba a cada uno y me conto la problemática actual de su empresa, como la gran mayoría necesitaba una pequeña inyección de dinero para poder aguantar el retraso en el pago de los clientes al igual que comprar una nueva maquina para aumentar la producción ya que varios de su competencia habían desaparecido y la clientela los estaba buscando para que les suministrara porque este ultimo trimestre del año es su etapa de mayor producción y venta.

Le conté que tengo un cliente con una situación similar y que habíamos probado con varias entidades para buscar financiación y que no encontrábamos banco que se arriesgara en base a la documentación de balances y cuenta de resultados junto a un pedazo de plan estratégico con su plan económico-financiero (No es porque lo ha hecho yo pero el plan es bueno, bueno, bueno). La solución del banco era que pignorara un deposito bancario personal que tiene este cliente para obtener la financiación; creo recordar que fue Oscar Wilde quien decía que “Un banquero es una persona que te da un paraguas cuando no llueve y que te lo quita cuando llueve”, más o menos lo que pasa ahora. También comentamos que a una amiga mía le habían concedido una línea de crédito, un caso rara habilis en estos tiempos, pero a un importe del 13% de interés, eso y decirte que cerca de un 8% de tu beneficio va ir a parar al Banco es casi lo mismo.

Le comente que la única opción que había encontrado para mi cliente era aumentar ventas que finalmente generaran un Cash-Flow mensual, perdón por el palabro, (Remanente o Liquidez) que supusiera el importe de al menos tres recibos de pago aplazado de la inversión que queremos realizar y que con esos números, a final de año podríamos volver a hacer una ronda en los bancos pero con la ventaja de no solo contar con la situación económica actual de la empresa, que es buena, sino también con el recorrido de 4 meses de trabajo que podrían suponer si no un año completo de la financiación al menos 7 u 8 meses.

Como no me quede tranquilo con la respuesta que le di ya que la situaciones de cada empresa y sector son distintas, estuve dándole vueltas a la cabeza como podría ayudarla por la problemática que me contó: Esta es su etapa de mayor producción y venta.

Valore distintas alternativas como son;

  • Subvenciones o ayudas, actualmente sigue abierta la convocatoria de la Junta de Andalucía y una línea por la Cámara de Comercio pero no olvidemos que son subvenciones y ayudas y la inversión la ha de realizar la empresa a pulmón y ahora no existe tal posibilidad
  • Fondos Reembolsables de la Junta, hay que presentar un plan de empresa o estratégico y luego los técnicos lo han de valorar y cuando estudien la operación pueden haber pasado 3 meses lo que ya es tarde
  • Renting  o Leasing; al igual que en el caso anterior cuando la financiera haya estudiado bien la operación puede que haya pasado dos meses y la situación de esta empresa es buena porque siguen funcionando pero no es tan fabulosa como para obtener la financiación
  • Inversor privado; igual de lenta que las anteriores y te arriesgas a echarte un socio que aunque aporte todo el dinero del mundo puede que te entorpezca la vida a ti y a la empresa

Al final recordé una posible solución al problema en el que se encontraba. Como estoy colaborando con la empresa de mi familia con el tema de exportación, nosotros hemos utilizado una formula de crédito que consiste en créditos de apoyo a la producción para la compra de materia prima para la elaboración de producto terminado; está ya acordado con un cliente mediante contrato los plazos de entrega, cantidades a suministrar y forma de cobro (normalmente aseguradas o mediante crédito documentario) donde el banco se encarga de la gestión de cobro a dicho cliente.

Y escribiendo este post, acabo de recordar otra que a mi me gusta mucho que es la colaboración, pero esa la dejaré para explicarla y comentarla otro día.