La naturaleza de la empresa V: Depredadores

Todos, espero que coincidáis conmigo, consideráis que un depredador es aquel que se dedica a cazar a otros animales para subsistir, pero en este post no me quiero centrar en si el modo de subsistir es moral o ético, ya que en la terminología empresarial el término depredador tiene connotaciones negativas, eso lo dejaré para otro post; me quiero centrar en la característica principal que tienen los depredadores, que es su visión.

Los depredadores, a diferencia de las presas, tienen una visión frontal que permite una visión tridimensional, lo que les sirve para calcular con precisión distancias; en definitiva, cazar.

Pero lo importante de esta visión frontal es focalizar, la visión tridimensional y calcular distancias, es estupendo; pero lo mejor es vocalizar, ya que  cuando los depredadores se centran en una posible presa, al final no es más que un objetivo, analizan con detalle si les interesa o no ir a por ella en función de la distancia a recorrer, sus fuerzas, obstáculos que pueda encontrar, experiencia previa, etc. y si con todo ese cálculo en mente su objetivo lo ven complicado, vuelven a focalizar otro o cambian de escenario donde puedan encontrar otra presa.

En la empresa es muy importante focalizar y tener claro cuál o cuáles son los objetivos a perseguir pero, como hacen los depredadores, calculando todas las alternativas, ya que seleccionar un público objetivo sin valorar si es interesante o las dificultades que puede conllevar al final es pérdida de tiempo y/o dinero.

Y una vez  que se tiene claro el concepto de focalizar y establecer la rentabilidad de ese objetivo, el siguiente paso es ver si eres un depredador solitario o de manada.

Los depredadores en manada suelen fijar objetivos diferentes en función de su ángulo de visión y ataque, aunque siempre hay un/a líder de la manada que fija el objetivo principalCuando la manada ataca al grupo en cuestión va revisando continuamente su objetivo ya que, no digo siempre pero sí a veces, pueden fijar un objetivo en un ñu pequeño pero detectan a uno mayor enfermo o viejo que les proporciona mejores posibilidades de atacarlo, y a por el van.

Si eres un depredador solitario sólo te puedes fiar de tus fortalezas y no del trabajo en equipo, eso es lo que hay que explotar para conseguir los objetivos:

  • Si eres un guepardo sólo te puedes centrar en una presa y utilizar tu velocidad para luchar contra otros competidores
  • Si eres un águila, tu gran visión te facilitará conseguir el objetivo y superar a otros competidores. Pero si eres un halcón, al igual que el guepardo, tu velocidad es la que te da la ventaja competitiva
  • Si eres un tigre, tu potencia y fortaleza en el ataque es tu gran diferencia

Pero como la naturaleza es sorprendente, existen depredadores que no sólo cuentan con la visión frontal para captar presas; podemos encontrarnos con animales como los murciélagos, que de visión están casi nulos pero cuentan con su radar particular para cazar, los zorros árticos, que entre la nieve es difícil encontrar a las presas, por eso cuentan con su gran olfato y oído (https://www.youtube.com/watch?v=mblDLFEnLFY),…. por último, se supone que los animales que tienen visión periférica suelen ser herbívoros para detectar el ataque de los depredadores, pero si a esta visión periférica le juntamos la posibilidad de mover los ojos individualmente y con movimientos de 360º encontramos a un depredador paciente que es capaz de ver venir a su presa y cuando se encuentra con las todas las circunstancias a su favor ataca, el camaleón.

Por tanto, en nuestras empresas debemos aprender a:

  1. Focalizar
  2. Analizar
  3. Seleccionar objetivo
  4. Analizar por si hay otra presa mejor
  5. Aprovechar nuestras fortalezas (rapidez, visión, fortaleza, paciencia,…)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.