La era de la autenticidad-Alberto Ruiz

“No vale con parecer mejor hay que serlo realmente” Alberto Ruiz

Vivimos en una época turbulenta a causa de una grave crisis económica y social que está destruyendo aquellos valores que creíamos inamovibles. Pero que en cambio debido a tantas mentiras con las que hemos convivido durante años, ahora más que nunca comenzamos a valorar algo que las nuevas tecnologías están ayudando a potenciarlo, la autenticidad.

La confianza en un producto, un servicio o una empresa ha sido un valor importante siempre, pero con el tiempo, hemos sido engañados tantas veces, productos que parecían naturales y estaban repletos de productos químicos, otros que se fabricaban en condiciones infrahumanas, precios inflados, servicios que contratábamos y que luego no cumplían casi ninguna de las condiciones que habíamos firmados. Por no hablar del engaño por parte de algunos bancos con sus productos bancarios. Ello ha hecho que nos replanteemos muchas ideas con respecto al producto que vamos a vender y comprar. Por eso en las redes sociales, uno de los valores esenciales a la hora de promocionar un producto o servicio es la autenticidad. Que lo que ofrezcan sea exactamente la verdad. Engañar a clientes o posibles clientes no es un buen negocio. Si estableceríamos un decálogo con respecto a los clientes podríamos resumirlos en los siguientes. Si creéis que faltan o no estáis de acuerdo con alguna de estas ideas, podéis indicarlo en vuestros comentarios. Creo que sería interesante que entre todos hiciéramos nuestro propio decálogo.

1º Plantéate esta pregunta ¿Consumirías tu propio producto?, si es así, vas en el camino correcto.

2º Cuando hables de tu producto di la verdad, los pros y los contras, los clientes agradecen más la sinceridad. Eso les da confianza.

3º Si alguien critica tu producto, no te defiendas, asume las criticas.

4º  Observa como si fueras el cliente de tu propio producto, aprenderás mas que si siempre piensas como vendedor.

5º Descarta la idea de que tu producto es el mejor, no lo es, pero puede serlo.

6º Cuando hables con tus clientes, no los trates como tales, son personas, trátalos así.

7º Ser autentico es una ventaja siempre. Si mientes una sola vez, nunca te quitaras el estigma de ser un mentiroso.

8º Pedir perdón y rectificar es síntoma de sabiduría, no de debilidad. Solo los débiles no asumen nunca sus errores.

Si conseguimos todo esto. Habremos llegado al culmen, a lo más alto. Y a pesar de que usemos técnicas para vender más. no necesitaremos técnicas para dar autenticidad a lo que ya de por si lo tiene. Entonces solo entonces podremos decir que también nosotros somos auténticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.