La cruz de un profesional-Alberto Ruiz

Solo soy un profesional cuando trabajo, el resto del tiempo soy una persona

A todos los que lean este artículo les va a sonar muchas de las cosas que voy a decir, aunque yo me voy a referir al ámbito en el que me muevo, la informática. Realmente se puede aplicar a cualquier otra profesión. Hay personas en este planeta, que piensan que cuando uno tiene un trabajo, una profesión, como puede ser abogado, economista, medico, informático, etc. Tiene la disponibilidad absoluta con todo el mundo, a cualquier hora, los siete días de la semana. Y además gratis. En el caso del que os hablo, un informático podríamos definirlo como aquella persona que tiene conocimientos de cualquier aparato electrónico-digital, es decir desde un portátil, a no sé, una lavadora. A mí me han preguntado de todo lo imaginable, a veces cuando no sabía algo, respondía algo tan absurdo como la pregunta que me hacían. Y lo curioso la otra persona quedaba convencida. No os digo las veces que me han llamado, gente que hacía años que no sabía de ellas, porque necesitaban un consejo para comprar una Tablet, o tenían un problema con su ordenador. Pero ya no es solo eso, es que las labores de asesoría las considera el común de los mortales, un servicio gratis. No es la primera vez que he conocido a una chica, y cuando le he comentado que me dedico a la informática, sus ojos se han abierto como platos, y no porque sea un tipo “atractivo” o adinerado. Lo siento, no tengo un Ferrari en la puerta. Sino porque era la solución a todos sus problemas digitales. Bien esto me hace reflexionar, sobre la deshumanización de la sociedad. Las redes sociales, y esto es otra reflexión, no nos están humanizando, en la vida real, cada vez somos más interesados.

A todos aquellos que piensan que los profesionales somos una ONG, lo siento, pero somos seres humanos que tenemos la mala costumbre de querer comer, pagar nuestras facturas, vivir y eso amigos míos, se necesita dinero, no aire, las gracias no abren puertas, lo que las abre es que den valor a tu trabajo. Mi tiempo se mide en oro. y eso no me hace mala persona, todo lo contrario, me hace ser bueno conmigo que es la persona que más quiero y no es por egoísmo, es que si no me cuido un poco no podré hacerlo con los demás, eso se llama ser coherente.

Así que si leéis esto, haced lo que yo he decidido, quien quiera mis servicios que pague, así de simple. Bueno me despido, pensando que quizás este artículo os haga reflexionar. Vaya qué hora es, se me ha ido el santo al cielo, y tengo que ir a casa de una amiga que tiene problemas con el Windows.

8 pensamientos en “La cruz de un profesional-Alberto Ruiz”

  1. Es muy cierto todo lo que se dice en este artículo, cualquier profesional que ofrezca sus servicios gratis se arriesga a que estos sean minus valorados por aquellos que los reciben, y finalmente pudieran no ser apreciados ni seguidos. Y amigos esto a la postre sería tan malo para una parte como para la otra.

  2. ¿Sabeis cual es el problema? que hay otros “profesionales” que sí trabajan gratis o casi gratis, desde la economía sumergida o desde la piratería. Y el cliente …. está acostumbrado a solo precio.
    Los otros “profesionales” y los colegios y asociaciones profesionales que lo permiten son los que denigran nuestras profesiones. Por cada profesional que cobra, hay 5 que tiran el valor del trabajo por tierra. Eso sí, seguro que el resultado el cliente no lo ve HOY, porque en la mayoría de profesiones el resultado se ve MAÑANA, y ya será tarde quizás…por lo que algunos tendrán que buscar a un buen profesional.

  3. 100% de acuerdo, todo es así, el día a día conforme pasan los años en la profesión de técnico informático, se hacen cada vez mas frustrante, seguro que todos pensamos igual, dar un vuelco a nuestro trabajo por otra rama diferente o otro tipo de trabajo, donde poder seguir comiendo sin llevar esa mochila tan pesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *