Frutería 2.0

─Va a herir sensibilidades ─dije yo.

─Mejor que lo escribas tú, que no yo. ─Y los tres soltamos una carcajada sabiendo con qué ironía lo dijo Nico.

Y todo empezó porque un chavalito dijo que lo de las 4P del marketing es viejuno.

Empezaremos con lo que le dije al chavalito sobre mi frutero.

Berni es mi frutero, y no he visto una persona con tanto conocimiento de marketing y sin que se haya leído ningún libro del tema. Aún te digo más, es un máquina del 2.0 y ni tiene web, ni tienda virtual, ni Twitter, ni Facebook, ni blog, ni ordenador; lo más electrónico que hay en la frutería es una balanza que pesa y le da la cuenta del cliente. Lo demás es un cajón para el dinero, estanterías de madera y cajas de fruta y verdura por todas partes; pero te repito, Berni es un máquina del marketing 2.0. Hasta me estoy pensando que a ti, con todo lo que crees que sabes, te da dos vueltas.

Berni tiene un branding personal en el barrio inmejorable, todo el mundo sabe que tiene muy buena fruta y verdura, es muy simpático, buena gente y sabes que no te va engañar. Por eso el posicionamiento, y no de Google, de Frutería Bernardo es ser especialista en fruta y verdura sabrosa y para clientes de clase trabajadora.

Cada vez que trae una nueva variedad de fruta o verdura, Berni te cuenta de dónde viene, quién se la ha vendido, cuánto tienes que esperar o cómo prepararla (con pollo, ternera, en guiso…) para que esté sabrosa, etc. Cuando habla con algún cliente ves que su marketing de contenidos es inmejorable. Ya sea tu turno o si estás esperando, su blog vocal te engatusa y entretiene para que no se haga larga la espera o sea tediosa la compra. Y al final es tan interesante su blog vocal que surgen foros de opinión de los clientes que están allí en ese momento que muchas veces llegan esas conversaciones hasta los descansillos de los portales, a las casas, mesas y amistades de los vecinos y familiares que no estuvieron.

A veces, utiliza la política del Freemium o “cating” como yo la llamo; cuando alguien le pregunta si las uvas, manzanas, mandarinas (mondarinas según quién pregunte) están buenas, su respuesta es “pruébalas”. Quien prueba al final pica y compra, pero también están los que les da vergüenza y no lo hacen y no se las llevan hasta que Berni le echa un racimo y le dice─llévatelo, pruébalo y si te gustan, mañana me las compras, ¡jajaja!─Con eso está generando engagement no sólo porque los clientes volvemos, sino también lo recomendamos, porque si quieres comprar buena fruta y verdura vente a mi barrio a comprarle.

La Navidad se acerca y, como todos los años, ha empezado ya con la gamificación, una cartulina con la foto de una cesta de Navidad y los números del cero hasta el noventa y nueve; a un euro el número.

Las métricas del negocio de Frutería Bernardo son muy simples y fácil de medir, tanto hay en caja, tanto queda en mercancía, tanto me ha costado, tantas personas han venido, y si el balance es positivo, sigue en la misma línea; si no, prepara una promoción de kilo de patatas, tomates, naranjas… y genera tráfico hacia la tienda.

Dos últimos apuntes sobre Berni:

  • Tiene una visión de negocio y estratégica que más querrían muchos; como veía que cierta parte del barrio no llegaba hasta su negocio, cogió a su hermano y cuñada (que estaban en paro) y les ha montado una frutería en esa parte del barrio para captar a esos clientes.
  • Existen negocios como el suyo que sin necesidad de web, Internet, marketing 2.0 funcionan y ganan dinero. El secreto es simple, conocer a tu cliente y utilizar las 4 P:
    • Producto: frutas y verduras con criterios de calidad conforme a la P siguiente.
    • Precio: acorde con el nivel adquisitivo de las familias del barrio.
    • Distribución: tiene claro que su ámbito de actuación es menor que el local (lo llamaremos vecinal o de barriada) y minorista.
    • Comunicación-Promoción: prescripción de los vecinos (boca-oreja) y cartelería para las promociones.

En definitiva, el marketing 2.0 utiliza métodos, técnicas y acciones que han existido siempre pero les está dando un nombre rimbombante para parecer distinto cuando no lo es. A más de uno le vendría bien ver más calle, leer un poquito más sobre marketing viejuno, economía e historia económica.

Recomiendo leer: ¿Quien inventó el marketing?-David Gulu

3 pensamientos en “Frutería 2.0”

  1. ¿Te imaginas lo que podría conseguir Bernardo si derivara sus contenidos a Internet y generara una comunidad mundial entorno a la fruta?

    Yo si, podría vender fruta online hasta convertir su tienda online en una referencia mundial y su frutería de barrio quedaría relegada al sitio donde vienen los periodistas a hacerle entrevistas, pero para ello no podría dejar de hacer lo que está haciendo, el día sólo tiene 24 horas, que sea posible y viable no significa que sea fácil.

    1. Igual Bernardo no es la persona indicada, su especialización y profesionalidad en su nicho de mercado se lo permite.

      Pero los expertos en marketing 2.0 si se animan puede hacer una Frutería 2.0, con Bernardo de mentor…

      Enhorabuena Jesús! muy buen artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *